Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escenografías, retratos y Arte Urbano en Tabacalera

Estela de Castro obra el milagro de que 57 grandes fotógrafos españoles se conviertan en personajes y posen para ella

El fotógrafo Oriol Maspons (Barcelona, 1928-2013). Ver fotogalería
El fotógrafo Oriol Maspons (Barcelona, 1928-2013).

El espacio Promoción del Arte-Tabacalera, situado en pleno Lavapiés, en las proximidades de La Casa Encendida y el Reina Sofía, en Embajadores 51, tiene todos los trazos de convertirse en uno de los centros de exposiciones más activos de Madrid. Esta misma semana acaba de abrir tres interesantes propuestas, bien diferentes entre sí: escenografías y esculturas de Ángel Haro en el espacio principal del edificio; fotógrafos, con 57 retratos de Estela de Castro y, rodeando todo el edificio y Muros, una muestra de arte urbano protagonizada por 32 artistas que han intentado equiparar el exterior del edificio con el interior. Son obras a todo color cuyo contenido tiene que ver con el vecindario multicultural en el que el edificio está situado. A veces, son recreaciones de escenas cotidianas pobladas de animales y vegetación procedente de los países de origen de los emigrantes que habitan en la zona. Otras veces, el trabajo es un ejercicio meramente decorativo con el que el artista hace una exhibición de lo que él considera pura belleza. Las 27 intervenciones de los artistas se pueden ver desde la glorieta de Embajadores y se extienden por Miguel Servet y Mesón de Paredes.

Dentro del edificio, en el espacio conocido como La Fragua, se expone Retratos. Dicen que hay pocas cosas más difíciles que hacer un buen retrato a un fotógrafo. Acostumbrados a mirar a los demás a través del objetivo de sus cámaras, se sienten desnudos cuando tienen que dejarse retratar por los ojos de otro. Estela de Castro (Madrid, 1978) ha conseguido el milagro de que 57 grandes fotógrafos españoles hayan aceptado convertirse en personajes y posar para ella. El resultado de este trabajo se puede ver hasta el 15 de junio en Tabacalera-Promoción del Arte (Embajadores, 51) en la sala La Fragua. Puestos a ceder, todos han posado en su casa, en el rincón que ellos mismos han elegido. Entre los 57 maestros elegidos se encuentran Masats, Sanz Lobato, Colom, Marisa Flórez, Pablo Juliá, Chema Conesa, Chema Madoz, García Alix, Pérez Siquier, Laguillo, Catany, Fontcuberta, Colita, García Rodero, Schommer o Valhonrat. En el vídeo que acompaña a las fotografías, cada uno de los retratados habla del concepto con el que se han enfrentado a su trabajo a lo largo de los años.

La parte central del interior del edificio está dedicada a las esculturas y escenografías de Ángel Haro (Valencia, 1958). Bajo el título de La tregua, el artista ha intervenido el laberíntico interior del edificio creando un relato abierto en el que cada visitante se puede armar su propia historia. La primera pieza, una instalación titulada Obertura, es una interpretación de la importancia que las pausas y las esperas tienen para este artista. Como hombre procedente del mundo del teatro y del cine, la puesta en escena con la iluminación y escenarios, resultan esenciales en la exposición.

Más información