Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El directo en España se desploma

La facturación ha caído casi un 30% en los 12 meses siguientes a la entrada en vigor de la subida del IVA, según la asociación de empresarios del sector

Ampliar foto
Público durante el concierto de Crystal Fighters en la sala But de Madrid.

Si ya se conocía la situación límite en la que viven las vituperadas discográficas, ayer le tocó el turno a los conciertos. La teórica tabla de salvación de los músicos profesionales ha recibido una estocada con el aumento del IVA del 8% al 21% en septiembre de 2012.

Se destruyeron 1200 empleos directos y cerraron alrededor de 300 empresas

O esa es la tesis de la Asociación de Promotores Musicales (APM), que agrupa a medio centenar de empresas que organizan más del 80% de los espectáculos que se celebran en la geografía nacional. Ayer presentaron en Madrid su quinto Anuario de la música en vivo. En ese documento se recoge que la recaudación neta de los directos en España cayó en un 28,63% en los 12 meses siguientes a la subida del impuesto. De los 206 millones de euros recaudados entre septiembre de 2011 y agosto de 2012, se pasó a 147 en el mismo periodo de 2012 a 2013. Como consecuencia de ello se destruyeron 1.200 empleos directos y cerraron unas 300 empresas.

Los festivales de más éxito

ARENAL SOUND 280.000 espectadores (4 días)
ROTOTOM SUNSPLASH 240.000 espectadores (8 días)
VIÑAROCK 200.000 espectadores (4 días)
PRIMAVERA SOUND 170.000 espectadores (5 días)
FIB 145.000 espectadores (4 días)
SONAR 122.000 espectadores (3 días)
BBK LIVE 105.000 espectadores (3 días)
SOS 4.8 90.000 espectadores (2 días)
LOW COST 75.000 espectadores (3 días)
SONISPHERE 52.000 espectadores (2 días)

A partir de esos datos, Pascual Egea y Carlos Espinosa, directivos de APM, trazaron un panorama dramático. Cómo será la cosa que lo más optimista que se pudo escuchar fue: “Nos hemos estabilizado en el fango”. Con esa frase Egea expresaba su esperanza de que el sector haya tocado fondo. Una bajada a las profundidades que no se ha debido, asegura, al reordenamiento de un área de negocio por causa de la crisis. “Eso ya se había producido antes, cuando los ayuntamientos dejaron de contratar conciertos. Esto es cosa del aumento del IVA”.

El “ivazo”, como denominaron ayer al aumento del IVA, sumado a la cuota del 10% de cada entrada vendida que se lleva la SGAE en calidad de derechos de autor (ingresos que también disminuyeron en cinco millones de euros en 2013) hacen que el 31% de cada billete se esfume del bolsillo del promotor.

Como han hecho todas las industrias afectadas por esta medida, los promotores quieren que ese aumento sea retirado no solo porque les ahoga, también porque ni siquiera es útil para el objetivo final del gobierno: aumentar los ingresos impositivos. Al contrario, según los datos de la APM, el Estado ha recibido 29 millones de euros menos. “Más que ganar, las arcas públicas han perdido”, afirmaba Egea.

El mensaje más optimista que se pudo oír en la rueda de prensa fue: “nos hemos estabilizado en el fango”, con el que la APM expresaba su esperanza en que el sector haya tocado fondo.

Apunta el informe que ese no es el único mal. Además, algunos artistas internacionales de primera división comercial no pisan España en sus giras, o lo hacen de forma testimonial. El ejemplo más claro es Neil Young, que en su última visita a Europa no llegó a la península. Ayer se dieron más nombres, como el británico Robbie Williams o el rockero Tom Petty, ansiado por muchos promotores que serían incapaces de lograr rentabilizar su visita aun con todas las entradas vendidas. Pascual Egea aventuró que no serán los últimos y señalo que es muy probable que el próximo tour de Dylan ignore a España.

En 2013 la gira internacional que más recaudó fue la de la estrella argentina de Disney Violetta. Sus 22 conciertos congregaron a 160.000 espectadores. Le sigue Bon Jovi, que reunió a 55.000 en el Vicente Calderón. La gira nacional de más éxito fue la de Melendi con 500.000 espectadores en 70 fechas, seguido de Alejandro Sanz (250.000 en 22) y Pablo Alborán (200.000 en 38).