La cueva original de Altamira reabre 12 años después

Cinco personas elegidas de forma aleatoria podrán acceder al conjunto rupestre

Las visitas se repetirán cada semana hasta el mes de agosto

Pinturas en las cuevas de Altamira. / pedro a. saura

El jueves a las 11 de la mañana  se realiza el primer sorteo para acceder a la cueva de Altamira tras 12 años cerrada a las visitas. Cinco elegidos entre los que tengan una entrada para el museo de la réplica  del conjunto serán los afortunados. De esa lotería, anunciada el lunes por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, saldrá el grupo de elegidos que, acompañados por un guía, podrán ver las legendarias pinturas rupestres, cumbre del patrimonio arqueológico mundial. Solo podrán contemplarlas durante escasos ocho minutos, ya que la visita durará un total de media hora en la que se incluye el paseo y acceso a la cueva.

Este simulacro de reapertura, aprobado el pasado mes de enero por el Patronato del Museo de Altamira, es un “experimento” que se prolongará semanalmente hasta el mes de agosto y con él se pretende medir con público real el impacto humano en el conjunto. El resultado permitirá calibrar la apertura definitiva al público de la cueva original, actualmente objeto de encendido debate.

Durante este tiempo podrán acceder a la cueva 192 personas, ataviados como personal de investigación. Vestirán monos desechables, gorro, mascarillas, así como un calzado especial, elementos que facilitará el Museo. En la visita no se permitirá el contacto con la roca y la toma de imágenes.

Esta iniciativa forma parte del Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen de Acceso de la Cueva de Altamira puesto en marcha en 2012, bajo la dirección científica del experto Gaël de Guichen.

Durante la estancia en el interior de la cueva se controlará la temperatura del aire y de la roca, la humedad relativa del aire, la contaminación microbiológica, las aguas de infiltración, el radón y el CO2, entre otros. En el exterior, se controlará la temperatura del aire, la del suelo, la humedad relativa, la microbiología, la humedad específica, la presión atmosférica y el CO2.

Una vez que se calibre cómo afecta en ellas la presencia humana (temperatura del aire y de la roca, humedad, contaminación microbiológica, las filtraciones, los niveles de CO2…) se sabrá si las cuevas vuelven a abrirse o no al público definitivamente.

Cerradas por última vez en 2002, el acceso a la cueva está reservado al personal del museo. Desde entonces se ha mantenido un encendido debate entre científicos y políticos por el delicado futuro del conjunto.

Coincidiendo con el primer día de visitas, el director científico del Programa de Investigación, Gaël de Guichen, impartirá la conferencia Altamira hoy a las 19.00 en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Cantabria.

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Relatos del bosque americano

Cristina F. Pereda Washington

‘Mientras crece el bosque’ se suma a la lista de obras en español publicadas en EE UU

La intacta sombra de Blackwater

Joan Faus Washington

La sentencia a cuatro guardas supone el golpe final a la reputación de la empresa de seguridad, pero el sector se ha expandido

¿Qué paso de verdad en la Cumbre de las Américas?

El País Washington

Vea el foro en el CSIS de Washington, organizado por EL PAÍS, con voces de corresponsales y participantes en la Cumbre de Panamá

EL PAÍS RECOMIENDA

La derrota del patriarca de Volkswagen por culpa del ego

Enrique Müller Berlín

El presidente pierde influencia al intentar hundir al consejero delegado

¿Por qué le ha ido tan mal a Europa?

Durante los últimos años, las ideas innovadoras han sido parte del problema

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana