Évole bate récords con su patraña del 23-F y logra 5,2 millones de espectadores

El presentador de Salvados alcanza un 23,9% de cuota de pantalla

Políticos y periodistas participan en el documental-ficción ‘Operación Palace’

El teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, en la tribuna del Congreso, en el golpe de estado del 23-F. EFE

El documental-ficción Operación Palace, dirigido por Jordi Évole, fue el programa más visto de la noche del domingo. La patraña, que contó con la complicidad de políticos y periodistas y generó una gran polémica en las redes sociales, fue vista por 5,2 millones de espectadores, lo que representa una cuota de pantalla del 23,9%. Con ese dato, el presentador de la Sexta se bate a sí mismo y supera su anterior récord de esta temporada, logrado por Salvados con la entrevista entre el presidente catalán, Artur Mas, y el expresidente del Gobierno Felipe González, con el que alcanzó los 4,09 millones de espectadores de media. El minuto de oro de ayer se produjo a las 22.21, cuando 6.229.000 personas sintonizaron el reportaje simulado sobre el golpe de Estado.

‘Operación Luna’

En clave de ficción, el documental francés Operación Luna cuestionaba la autenticidad de las imágenes de la llegada del hombre al satélite en 1968 dentro de la misión del Apolo XI. Emitido en el canal Arte el día de los inocentes de 2004, el documental apuntaba que aquella operación fue un engaño orquestado por el entonces presidente Richard Nixon con la colaboración del cineasta Stanley Kubrick, responsable de la mítica película 2001, una odisea en el espacio.

Con Operación Palace, Évole quiso emular Operación Luna un documental de 2002 que sugería que la llegada a la luna en 1969 no fue más que una trama orquestada por el Gobierno de Estados Unidos y que, en realidad, nunca se produjo. Dirigido por William Karel para el canal francoalemán Arte —una prestigiosa emisora de documentales de actualidad—, usaba imágenes reales de archivo —convenientemente montadas— de altos mandatarios como Donald Rumsfeld y Henry Kissinger, el astronauta Edwin Aldrin o la viuda del cineasta Stanley Kubrick, quien habría sido el artífice del presunto engaño global. Otro antecedente fue La guerra de los mundos, el montaje radiofónico de Orson Welles que aterrorizó a los oyentes de la CBS con la sensación de que la Tierra estaba siendo invadida por extraterrestres hace tres cuartos de siglo. 

"La guerra de los mundos"

 El 30 de octubre de 1938 cundió el pánico en Estados Unidos. Miles de radioyentes aterrorizados pensaban que naves marcianas estaban invadiendo el país y que los extraterrestres arrasaban Nueva Jersey y se dirigían hacia Nueva York sin que el Ejército pudiera impedir su avance. La culpa de aquella hora de pavor fue de Orson Welles y su adaptación radiofónica de La guerra de los mundos, en la que la cadena CBS usó ingeniosos efectos especiales.

En Operación Palace, políticos y periodistas, perfectamente sincronizados, aportaron testimonios fabulados de lo que fue el intento de golpe de Estado de 1981 y la violenta irrupción del teniente coronel Antonio Tejero en el hemiciclo del Congreso de los Diputados. Una recreación irreal, una patraña orquestada por La Sexta, que al final desveló su presentador, Jordi Évole, y hacia la que tampoco han faltado críticas al tratar en tono satírico un episodio tan dramático de la reciente historia de España.

El guion de Operación Palace fue milimétricamente seguido por los invitados a diferencia del trabajo del canal Arte sobre la llegada a la Luna. Quienes participaron en Operación Luna no eran conscientes de que con sus declaraciones se haría un montaje delirante. En realidad todo formaba parte de una trama argumental diseñada para dudar de aquellas borrosas imágenes que llegaban de la Luna y que millones de espectadores siguieron expectantes en 1969.

Encuesta

¿Crees que el programa de ficción de Jordi Évole sobre el 23-F ha conseguido su objetivo, es decir, que “reflexionemos sobre cómo filtrar la cantidad de información que recibimos”?

¿Crees que el falso documental de Jordi Évole sobre el 23-F ha conseguido hacer creer la historia que relataba a los espectadores o no?

Votar Ver resultados »

El especial de La Sexta se presentaba con un toque enigmático: “¿Puede una mentira explicar una verdad?”. La nota enviada a los medios de comunicación previa a la emisión explicaba que el programa contaba con el testimonio de algunos de los que fueron sus protagonistas, recuperando el momento histórico que tuvo en vilo a los españoles aquellos días. Évole había eludido dar detalles. “Vamos a emitir un programa sobre el 23-F, pero no será un documental más sobre esta fecha, es otra cosa”.

El experimento audiovisual, como lo definió su responsable, se apoya en falsos documentos desclasificados por la CIA, que desvelaban una sorprendente reunión de los líderes políticos en el Hotel Palace de Madrid, según la cual el Gobierno de Suárez planeó un falso golpe de Estado para adelantarse al golpe del 23-F. Entre los que han colaborado figuran políticos como Joaquín Leguina, Federico Mayor Zaragoza, Iñaki Anasagasti, Jorge Verstrynge y Felipe Alcaraz y periodistas como Iñaki Gabilondo y Fernando Ónega. Pese al fantasioso argumento, su presencia daba una aparente credibilidad a la supuesta película del asalto al Congreso que se encargó de dirigir el cineasta José Luis Garci.

Tras esta emisión, Évole pidió disculpas por el engaño y moderó, ya en serio, un debate con Iñaki Gabilondo, que dirigía los servicios informativos de TVE en aquellas fechas; Garbiñe Biurrun, presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco; y Eduardo Serra, exministro de Defensa.

Más información