Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | Alabama Monroe

‘Bluegrass’ para corazones tatuados

Hay convicción y fuerza en los actores y buena mano ejecutora en Van Groeningen, también una banda sonora carismática, pero todo puesto al servicio de una falsa trascendencia

Fotograma de 'Alabama Monroe'. pulsa en la foto
Fotograma de 'Alabama Monroe'.

Existe un modelo de película que parece llevar escrito en la frente su vocacional o inevitable condición de futuro premio del público en un festival cinematográfico. Trabajos estratégicamente diseñados como objetos de seducción efímera, incapaces de dejar huella perdurable, pero implacables a la hora de beneficiarse de la benevolencia del respetable cuando ha encontrado en ellos un oasis de ligereza en el seno de una programación radical o una celebración más o menos eficaz e impactante de valores coyunturales. Candidata belga al Óscar a la mejor película de habla no inglesa y Gran Premio del Público en la pasada edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, Alabama Monroe, cuarto largometraje de Felix Van Groeningen, responde a la perfección a ese perfil, mediante su habilidad para vestir de supuesta sofisticación —una estructura narrativa discontinua, pero descifrable; una banda sonora bluegrass que parece reclamar a gritos una inmediata inyección vía iPod— su calculado simulacro de profundización en grandes temas: el amor, el desamor, la vida, la muerte (infantil), la fe, el silencio de Dios y todo lo demás, junto a un generoso suministro de barbas y pieles tatuadas.

Basada en el espectáculo músico-teatral The Broken Circle Breakdown Featuring the Cover-Ups of Alabama que coescribió el propio protagonista de la película Johan Heldenbergh con la actriz Miekke Dobbels —cuyo papel sobre el escenario hereda Veerle Beatens en la pantalla—, Alabama Monroe no ahorra ni uno solo de los golpes bajos del más atroz sentimentalismo indie que pueda contener su metraje. Hay convicción y fuerza en los actores y buena mano ejecutora en Van Groeningen, también una banda sonora carismática, pero todo puesto al servicio de una falsa trascendencia que quizá resultase menos evidente bajo la forma escénica de concierto comentado, sobre un amor tocado por la fatalidad, que dio origen al proyecto.

Alabama Monroe

Dirección: Felix Van Groeningen.

Intérpretes: Johan Heldenbergh, Veerle Beatens, Nell Cattrysse, Geert Van Rampelberg, Nils De Carter, Robbie Cleiren, Jan Bijvoet, Sofie Sente.

Género: drama.

Bélgica-Países Bajos, 2012

Duración: 111 minutos.