OPINIÓN

Convenir

La corrección del tiro que se atisba tras la marcha atrás de algunas decisiones debería llevarnos a descartar la reforma del aborto tal y como está planteada

La convención de los populares en Valladolid nació con una misión publicitaria, como la mayoría de los actos organizados por los partidos. Se ha llegado a un grado tal de teatralidad que resulta muy complicado acercarse a esos mítines de domingo, reuniones de grupo y congresos desde otro lugar que no sea la página de espectáculos. El elemento televisivo es casi rey supremo, por eso la manifestación contra la reforma del aborto no podía ensombrecer el espacio en los telediarios, así que fue tratada como una anécdota a pie de página. Estas mujeres qué cosas tienen, debió decir el encargado de hacer la escaleta, venir a fastidiar este sábado con lo bien que iba a quedar la convención y sus posados ante la decoración milimetrada.

Entre la mayoría silenciosa y la mayoría manifestante en realidad solo existe una vara de medida, que toque o no toque, que convenga o no convenga, y este fin de semana, según estaba planificado en el calendario, convenía convención. Puede que fuera para recargar la autoestima del partido, porque es cierto que el Gobierno estaba atravesando un área de turbulencias causadas desde su propia bancada. Pero resulta obvio que si las propuestas para solucionar el problema catalán o vasco vienen desde voces que lo único que proponen es exacerbar los conflictos, Rajoy saldrá reforzado porque al menos posee un lado calmoso y moderado frente a los pirómanos, tradicional figura política en los escenarios españoles.

La corrección del tiro que se atisba tras la marcha atrás de algunas decisiones debería llevarnos a descartar la reforma del aborto tal y como está planteada. Si con la fiscalidad no dejan de repetirnos que ni están de acuerdo ni les gusta haber tenido que subir impuestos, con las correcciones de otras políticas equivocadas podríamos alcanzar un espacio para gobernar con pactos, con disensiones pero desde una perspectiva de construcción del interés general. Ojalá que ese sea el territorio que se quiere levantar, porque lo otro, lo que estamos viendo, es una empobrecedora carrera de decretazos a empujón de mayoría absoluta con votos discordantes reprimidos que el tiempo oxidará. Torcer la deriva tan dolorosa para la igualdad es lo que nos conviene.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana