Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmen Calvo, Premio Nacional de Artes Plásticas 2013

La artista valenciana es distinguida por "el carácter híbrido de su creación" y la "construcción de la identidad subjetiva e histórica"

"Agradezco el premio, pero que no se olviden que el 21% del IVA está estrangulando a la cultura en España"

La artista Carmen Calvo, junto a una de sus obras, el pasado año. Ver fotogalería
La artista Carmen Calvo, junto a una de sus obras, el pasado año.

El arte contemporáneo español no se entendería sin la presencia del afán investigador y multidisciplinar de Carmen Calvo  (Valencia, 1950). Esa búsqueda febril de nuevas imágenes con las que contar la historia es que le ha hecho merecedora del Premio Nacional de Artes Plásticas 2013 y el mismo que alimenta su impactante capacidad de trabajo. Reivindicativa y batalladora, Calvo agradece el galardón, pero recuerda que si mantienen el 21% del IVA acabarán por matar la cultura de este país. “Lo voy a repetir como un mantra a ver si hacen caso. Así no podemos seguir en ningún sector. Los premios no dejan de ser migajas, lo importante es ocuparse todo el tiempo de la cultura”. El premio está dotado con 30.000 euros.

El jurado argumenta el premio por su “trayectoria profesional, por el carácter híbrido de su creación, su búsqueda constante de diversos medios de expresión, y el variado uso de materiales y técnicas. Por su investigación sobre el papel de la imagen en la construcción de la identidad subjetiva e histórica, así como por su reflexión sobre la memoria que impregna los objetos que conforman su obra.”

No me quejo por mí misma pero estoy en minoría. Lo habitual es que la gente no exponga ni venda en un mercado que era débil y han herido de muerte con el aumento del IVA”.

Siempre en primera línea del escaparate artístico, Calvo concluye estos días una retrospectiva en la galería Fernández-Braso de Madrid, inaugura esta semana en el espacio Alejandro Salas de Barcelona y el 20 en la galería Rafael Ortíz de Sevilla. “No me quejo por mí misma“, explica por teléfono, “pero estoy en minoría. Lo habitual es que la gente no exponga ni venda en un mercado que era débil y han herido de muerte”.

El premio es para ella una oportunidad para reivindicar la falta de memoria y de respeto que hay respecto a la creación. La memoria es también para ella una fuente inagotable de inspiración. Sobre viejas fotografías, partituras o páginas de libro, Carmen Calvo transforma los argumentos originales para crear una nueva vida y desafiar al tiempo. Cazadora incansable de imágenes, como le gusta definirse, Calvo anuncia que seguirá buscando objetos a los que dotar de una nueva manera de estar en el espacio y en el tiempo.

La obra de Camen Calvo empezó a conocerse desde muy pronto, aunque el salto internacional lo consiguió cuando participó con el poeta Joan Brossa en la Bienal de Venecia de 1997. Su obra se ha podido ven en retrospectivas en el IVAM y en el Palacio de Velázquez de Madrid. El Reina Sofía posee seis obras suyas, aunque no está incluida en la colección permanente del museo. “No me molesta. Con saber que tienen esas obras, guardo la esperanza de que en las sucesivas revisiones me acaben incluyendo".

El jurado que ha premiado a Carmen Calvo ha estado formado por Manuel Alcorlo Barrero, pintor, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; Miguel Corella Lacasa, Profesor Titular y Director del Departamento de Comunicación Audiovisual, Documentación e Historia del Arte de la Universidad Politécnica de Valencia; Javier Díaz Guardiola, comisario y coordinador de arte del ABC Cultural; Marián López Fernández Cao, Profesora Titular del Departamento de Didáctica de la Expresión Plástica, miembro del Consejo del Instituto de Investigaciones Feministas, Universidad Complutense de Madrid; María José Salazar Herrería, Conservadora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y Lidija Sircelj, Directora de Relaciones Institucionales del Círculo de Bellas Artes. Ha actuado como presidente Jesús Prieto de Pedro, Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas y como vicepresidenta Begoña Torres González, Subdirectora General de Promoción de las Bellas Artes.

Más información