Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla recuerda a Pepe Luis

Lo más granado de la afición taurina se reúne en el acto de entrega del I Premio Taurino del Consistorio al torero sevillano

Pepe Luis Vázquez posa en el patio de cuadrillas de la plaza de toros de Las Ventas (18 de mayo 1959). efe

"Pepe Luis (Vázquez) es Sevilla misma vestida de luces", dijo ayer el alcalde de la capital andaluza, Juan Ignacio Zoido, en una pirueta poética y barroca para expresar el afecto y el agradecimiento de la ciudad hacia una de las figuras toreras más señeras de la historia.

Esas palabras las pronunció en el salón Colón del Ayuntamiento, donde se reunió lo más granado de la afición taurina para asistir al acto de entrega del I Premio Taurino del Consistorio al torero sevillano, fallecido el pasado mes de mayo, y que recogió su viuda, que estuvo acompañada por sus hijos y nietos.

El emotivo acto, -que estuvo amenizado por la actuación en directo de la banda de música Maestro Tejera, habitual en la plaza de toros de la Maestranza- sirvió recordar y homenajear al insigne diestro del barrio de San Bernardo y reafirmar la apuesta de Sevilla por la tauromaquia, declarada ‘fiesta mayor de Sevilla’, y ‘señal de identidad de España y de la propia ciudad’, en palabras del alcalde.

El delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, recordó que el Ayuntamiento había instituido el premio para la defensa y promoción de la tauromaquia, y reconocer a ‘figuras que dediquen su vida a la fiesta nacional’, lo que queda plasmado en una obra de la artista sevillana May Perea, especialista en grabado y diseño.

El torero Eduardo Dávila Miura improvisó un perfil del homenajeado, y destacó ‘el sentido de la medida del maestro’; y Pepe Luis, hijo, dio las gracias en nombre de su familia, resaltó la modestia y humildad de su padre y el orgullo de este por pertenecer ‘a la gran familia taurina, desde el primer matador hasta el último mulillero’.

Finalmente, el alcalde de la ciudad habló de la grandeza del torero sevillano, reiteró su apoyo incondicional a la fiesta, animó a todos los presentes a no sentir vergüenza por ser aficionados, y dijo que ‘el llamado Sócrates de San Bernardo fue la expresión de Sevilla en el toreo’.

Lo más curioso de todo fue el acta del jurado, compuesto por periodistas locales y aficionados, que, entre las muchas cualidades del premiado, solo destacó, y por unanimidad, ‘su larga trayectoria profesional en el mundo de los toros’.