Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una obra sobre Semprún gana el Premio Comillas 2013

El ganador Felipe Nieto centra su trabajo en la actividad comunista del intelectual español y su actividad clandestina que sedujo a las élites universitarias, literarias y artísticas

Retrato de Jorge Semprún
Retrato de Jorge Semprún

El historiador Felipe Nieto (Santander, 1948) ha ganado el Premio Comillas 2013 por La aventura comunista de Jorge Semprún (Tusquets) una obra que recorre la vida del escritor e intelectual español y, en especial, sus años de peligrosa actividad clandestina en la España franquista.

El jurado presidido por José Álvarez Junco y del que también han formado parte Miguel Ángel Aguilar, Francesc de Carreras, Emilio La Parra, José María Ridao y José María Ventosa, en representación de Tusquets, han elegido, por mayoría, el trabajo realizado por Nieto. Éstos han destacado "el profundo conocimiento de la lucha clandestina en la España de los años cincuenta, reflejado a través de la figura casi mítica de Jorge Semprún, un personaje que sedujo a las élites universitarias, literarias y artísticas de la oposición al franquismo, convertidas más adelante en figuras cruciales de la Transición hacia la democracia!".

Felipe Nieto destaca de Semprún "su seducción y su capacidad para cautivar las mentes de jóvenes con inquietudes en la España franquista. Fue un personaje catalizador en el Partido Comunista y su figura es central para entender las actividades culturales que se desarrollaron en esa época en nuestro país". Para la elaboración de la obra premiada, el historiador ha investigado en fuentes y archivos de todo tipo, y ha entrevistado a protagonistas de aquellos años, entre ellos al propio Jorge Semprún, ministro de Cultura (1988-1991) en la etapa del socialista Felipe González, novelista y memorialista.

En los años de la lucha clandestina, Jorge Semprún (Madrid, 1923- París, 2011) utilizó diferentes alias, el más famoso de ellos fue el de Federico Sánchez. Fueron tiempos de tensión por la represión que había en la España de Franco de cualquier forma de oposición y porque los comunistas "empezaron a descubrir los crímenes del estalinismo mientras en el comité central español, Santiago Carrillo se afianzaba como líder indiscutible e implacable del partido", según explica la editorial Tusquets, responsable de la convocatoria del premio.

En esos años Semprún comenzó también su actividad como escritor con obras como El largo viaje (1963). Luego vendrían otras como La escritura o la vida, Federico Sánchez se despide de ustedes, Adiós, luz de veranos, Veinte años y un día o Viviré con su nombre, morirá con el mío.

El libro ganador también recrea la etapa inicial del exilio de Semprún, el paso por la Resistencia francesa y la deportación al campo de concentración de Buchenwald.