Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El poeta francés Yves Bonnefoy, premio FIL Guadalajara 2013

El ensayista es el cuarto autor de habla no española en ganar el reconocimiento que otorga la cita literaria más grande en castellano

El poeta y ensayista francés Yves Bonnefoy. Ampliar foto
El poeta y ensayista francés Yves Bonnefoy.

El poeta, traductor y ensayista Yves Bonnefoy (Tours, 1923) se ha convertido este lunes en el primer escritor francés —el cuarto de habla no española— en ganar el Premio en Lenguas Romances que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México).

Filósofo y matemático, nieto de agricultores e hijo de un ferroviario y una maestra, Bonnefoy, de 90 años, ha dedicado buena parte de su vida a describir “la majestad de las cosas sencillas”.

Y eso, lo sencillo, es lo que describen sus poemas. Una tormenta estival... “El más querido y no por eso / Menos cruel / De todos nuestros recuerdos, la lluvia de verano / Repentina, breve”. Un arroyo: “Y las cosas, los nombres / Es como si / Las voces, las esperanzas se divirtieran / En el mismo río”. Y los sonidos: “Roncas eran las voces / De las ranas en la tarde”.

Bonnefoy ha sido también traductor de Shakespeare y Yeats y entre sus obras publicadas en castellano están Del movimiento y de la inmovilidad de Douve, Relatos en sueños, Principio y fin de la nieve y Las tablas curvas.

El fallo del Premio FIL, uno de los más prestigiosos de América Latina, le define como “uno de los principales testigos de las experiencias humanas del siglo XX”. Calificado como un “heredero de los surrealistas”, Bonnefoy mantuvo una cercana relación con André Breton (1896- 1966) en su juventud, de quien escribió: “Breton planteó, y de una manera decisiva, las únicas preguntas serias: ¿Qué es ‘La realidad’, qué debe ser ‘vida verdadera’?”.

El jurado (Horácio Costa, de Brasil; Hugo Gutiérrez Vega, de México; Simona Sora, de Rumanía; Mariapia Lamberti, italo-mexicana; Esperanza López, de España; Benedetta Craveri, de Italia, y Pascal Gabellone, de Francia) define la poesía de Bonnefoy como “sofisticada”, y le sitúa junto a “los grandes de la modernidad poética, como Baudelaire o Rimbaud”.

En la conversación que mantuvo con los medios de comunicación reunidos en Guadalajara, Bonnefoy dijo que no conocía “en absoluto” la polémica que rodeó al ganador del año pasado del mismo premio que le fue otorgado ayer, el peruano Alfredo Bryce Echenique, acusado de plagio.

El ganador del Premio FIL recibe 150.000 dólares (unos 113.000 euros) y un reconocimiento dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que este año celebra su 27ª edición, dedicada a la literatura de Israel. Para el poeta, recibir un premio en México (sería la primera vez que visite la FIL) es un símbolo “de amistad y convivencia”. Y sobre el país, respondió: “Es difícil resumir las cosas complicadas en pocas palabras. Lo diría solamente con una: para mí, es luz”.