CRÍTICA: 'UNA CANCIÓN PARA MARION'

Rock de la redención

Un reparto de peso actúa como eficaz escudo humano frente al repudio automático

Fotograma de la película 'Una canción para Marión'.

En 1999, Wes Craven, director que parecía eternamente comprometido con el cine de terror, sorprendió —y no para bien— a sus incondicionales dirigiendo, entre la segunda y la tercera entrega de la saga Scream, el drama protagonizado por Meryl Streep Música del corazón. En ese mismo año, Sam Raimi, otro icono para los amantes del cine de género, estrenaba Entre el amor y el juego, un melodrama con Kevin Costner al frente. Un movimiento parecido es el que realiza el británico Paul Andrew Williams en Una canción para Marion: después de tres largometrajes que parecían garantizarle una posición estable en la nueva ola del terror británico —aunque su ópera prima se inscribiese más bien en el terreno del thriller extremo—, Williams cambia de tercio… con un melodrama de redención y renacimiento perfectamente diseñado para el consumo de espectadores de mediana y tercera edad.

UNA CANCIÓN PARA MARION

Dirección: Paul Andrew Williams.

Intérpretes: Vanessa Redgrave, Terence Stamp, Gemma Arterton.

Género: drama. Reino Unido-Alemania, 2012.

Duración: 93 minutos.

Como en los casos citados, un reparto de peso actúa como eficaz escudo humano frente al repudio automático. Vanessa Redgrave, Terence Stamp y Gemma Arterton suman autoridad a unos personajes encerrados en un mecanismo narrativo previsible. El coro de pensionistas que interpreta clásicos del rock en el corazón de esta ficción-placebo parece una versión amable de ese Young at Heart Chorus que protagonizó, hace unos años, el discutible documental británico Corazones rebeldes de Stephen Walker.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana