Víctor Ullate estrena su versión del ‘Boléro’ de Ravel

El clásico de la coreografía del siglo XX es ambientado en un café-cantante modernista

Lo ha redactado paso a paso y compás a compás sobre su hijo Josué Ullate, un prometedor artista

Los bailarines Marlene Fuerte y Josué Ullate.

En la carrera de Víctor Ullate la pieza Boléro de Maurice Ravel ha estado presente desde los tiempos en que bailaba en la compañía de Maurice Béjart, el Ballet del Siglo XX. Ahora, como una obra de madurez, el maestro y coreógrafo zaragozano por fin suma a su catálogo esta pieza clave y parte de la inspiración es que lo ha redactado paso a paso y compás a compás sobre su hijo Josué Ullate, un prometedor artista que ya este año se ha hecho con el Premio Positano al mejor bailarín revelación en la escena contemporánea. Josué tiene como partenaire en el Bolero a la cubana Marlene Fuerte. En cierto sentido de aquí parte la inspiración.

Como pasa con El sombrero de tres picos (el otro pilar fundacional del ballet español del siglo XX) es sólo parcialmente de genuinidad española y hay un gran porcentaje de ruso y de francés. Esto no es un demérito sino la historia. La obra de Ravel ha devenido una constante del repertorio coreográfico moderno desde que Bronislava Nijinska en 1928 estructurara la creación para Ida Rubinstein y Anatol Vilzac. Esto no es baladí ni ajeno a Ullate que ha vuelto a la concepción original del baile para la pareja acompañada de un cuerpo de baile. Haciendo muy a salto de mata un poco de historia la coreografía de Nijinska se repuso por el Gran Ballet del Marqués de Cuevas en París en 1954 y ese es el que vio Béjart y le decidió estéticamente a su primera versión de 1961 donde ya aparecía la gran mesa sobre la que sucede gran parte de la acción.

Maurice Ravel dijo sobre su Bolero: “Yo he compuesto un bolero para orquesta. Es una danza de un movimiento muy moderado y constantemente uniforme, tanto por la melodía y la armonía como por el ritmo, que siempre es marcado por el tambor. El único elemento de diversidad es aportado por el crescendo orquestal”. Es verdad que la propia música del compositor había cambiado desde la Rapsodia española compuesta 20 años antes y en el decir de cierta musicología con el Bolero Ravel anticipó caminos luego trillados en la estética contemporánea.

Ullate ha ambientado su versión en un tradicional café-cantante tardomodernista, con escenografía de Paco Azorín y vestuario de Ana Güell. Y completa el programa con dos obras: Jaleos y Après toi. En Jaleos encontramos la expresión más cristalizada y depurada del Ullate españolizante dentro de las tesituras del ballet contemporáneo, una senda de experimentación que ya estuvo presente en su Amor brujo.

Tras el estreno en el teatro Jovellanos de Gijón mañana día 12 este mismo programa se verá el 19 de julio en la Ópera de Vichy (Francia), en el auditorio de San Lorenzo de El Escorial dentro del programa del Festival de Verano el día 2 de agosto y en Bergerac (Francia) el 7 del mismo mes. En Madrid coincidiendo con los actos para celebrar el 25º aniversario de su compañía, Ullate traerá a los Teatros del Canal el Bolero del 17 de octubre al 3 de noviembre, completando el programa esta vez con su Seguiriya.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Las propuestas del PP

La inmensa mayoría de sus propuestas pertenecen a proyectos de Ley que el Gobierno aprobó hace más de un año

El Sevilla se complica la vida

Sesteo inexplicable del equipo de Emery, que se jugará la clasificación en el último partido ante el Rijeka tras ser derrotado con total justicia por el Feyenoord

Bonig, cara a cara con Podemos

Una mesa redonda sobre regeneración reúne a la número dos del PP con Ángela Ballester

La campaña #PorUnMundoSinELA organiza un concierto solidario

Casillas, Sara Carbonero o Iniesta son algunos de los personajes que apoyan la iniciativa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana