Libros electrónicos en las bibliotecas públicas a partir de 2014

El proyecto incluye 1.500 títulos en español, en su primera fase, distribuidos en ocho categorías

El objetivo es fomentar la lectura digital legal en colaboración con la Federación de Gremios de Editores de España

Lectora de libro electrónico. / julián rojas

Las más de 5.000 bibliotecas públicas españolas empezarán a prestar libros electrónicos a partir de 2014. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte comprará, en principio, 1.500 títulos con un total de 200.000 licencias, o ejemplares, por un valor de 2.064.000 euros. Eso sí, este primer catálogo incluye solo obras escritas en español o traducidas. “La idea es crear un fondo común, un núcleo básico, que luego se irá ampliando, pero cuyo objetivo es trabajar en red con todo el sistema de bibliotecas municipales y de las comunidades para fomentar la lectura de libros digitales de manera legal”, explica Alejandro Carrión, jefe de Área de Planificación de Bibliotecas del Ministerio. Actualmente, el 68%de los españoles que dicen leer e-books lo hacen a través de descarlas ilegales.

¿Y si uno de los doce millones de usuarios de las bibliotecas solicita un libro en una de las lenguas cooficiales del estado español que no tiene su biblioteca? En ese caso, según Carrión, la biblioteca respectiva haría la solicitud a la biblioteca de la comunidad donde estaría ese libro en su lengua original. En el caso de solicitudes de libros en lenguas como el gallego, el euskera o el catalán, estas irán al Consejo de Cooperación Bibliotecaria donde se resolverá la petición. Además, aclaran fuentes del Ministerio, las diferentes bibliotecas podrán enriquecer su propio catálogo con los títulos que consideren necesarios. La idea es promover el préstamo interbibliotecario y activar esa red en el sistema de obras digitales. Esta es la teoría, porque el proyecto está en su etapa de convocatoria tanto para libros y plataforma. El plazo termina el 8 de julio.

Los mil quinientos títulos de la primera fase están basados en las preferencias de los lectores españoles, según la encuesta de Hábitos de Lectura de la FGEE. Una lista que en sus primeras posiciones incluye, especialmente, best sellers. El catálogo general cuenta con ocho apartados: 1- Ficción para adultos. 2- Ciencia y tecnología. 3- Ciencias sociales y Humanidades. 4- Salud, desarrollo personal, ocio, informática. 5- Idiomas. 6- Ficción infantil y juvenil. 7- No ficción infantil y juvenil. 8- Audiolibros. La lista de esta primera fase no está cerrada aún.

A Javier Cortés, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, que está trabajando en el proyecto con el Ministerio de Cultura, la idea le parece bien "siempre y cuando en ese circuito se respete la parte autoral y de derechos que se tienen que pagar. No es una cuestión de los editores españoles. La Unión Europea ha pedido con una directiva que se reconozcan los derechos autorales de los libros que se leen en las bibliotecas, exactamente igual con los ebooks”. Esperan que se creen los cauces adecuados. Eso depende, recuerda Cortés, más de las propias infraestructuras de las que se doten las bibliotecas, de los aparatos y del contacto con las librerías virtuales y contando la gente que lea y pagando sus correspondientes derechos.

La distribución de los títulos de los libros y el número de licencias o ejemplares digitales dependerá de las propias solicitudes de las bibliotecas y del número de usuarios de cada una de ellas. Una vez asignadas las obras el usuario-lector se inscribirá en el sistema de acceso creado para específicamente para obtener su carnet. Será como acceder a una web donde se ofrecen los libros, se especifica los que están disponibles, hace la solicitud y los descarga en su soporte electrónico, desde el ordenador hasta una tableta o Smartphone, y puede ser por descarga o streaming. La política del tiempo de préstamo está por decidir pero será similar a la de libros convencionales, dos o tres semanas, y una vez cumplido el plazo el sistema se desactivará.

Todo lo relacionado con las tecnologías emergentes ha aumentado en España vertiginosamente: el 58% de los españoles lee en formato digital, diez puntos más que hace dos años. Pero solo el 32% reconoce pagar por las descargas, mientras que hace un año esa cifra era del 36,9%. Lo que significa que el 68% baja o descarga gratuitamente los libros.

Con información de Flor Gragera de León

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La UNESCO declara la capoeira patrimonio cultural inmaterial

Naciones Unidas elige también otras cuatro disciplinas de América Latina

La historia de dos juezas

En Venezuela, la sumisión judicial con el poder político llega hasta las más altas esferas

La muerte de Chespirito en la prensa internacional

Los principales medios internacionales informan sobre el deceso del actor que dio vida al Chavo del 8

Calor en un paisaje robótico

La estimulante Annie Clark sigue escribiendo música absorbente e inteligente

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana