Una bienal para nativos digitales

Una ambiciosa cita, inaugurada en la Red con un plantel de comisarios estrella, reaviva el debate sobre la traslación del mercado del arte al entorno virtual

'Football field', de la artista Maider López, presente en la bienal de arte en la Red.

A la espera de que Venecia inaugure en las tres dimensiones la temporada de bienales de arte contemporáneo, en Internet se inauguró ayer la que se publicita como la primera BiennaleOnline (sic) de la historia. A pesar de que la denominación ha levantado cierto revuelo en la red, donde desde 1991 hasta la fecha se han visto unas cuantas bienales, lo cierto es que nunca se había organizado antes un despliegue de estas características. El mítico comisario belga Jan Hoet, como director artístico del evento promovido por la plataforma Art + con sede en Amberes y Nueva York, ha sido el encargado de seleccionar un grupo de 30 comisarios estrella, que han colaborado para elaborar el mapa de los 180 artistas emergentes más interesantes y pujantes del momento.

La escena española ha sido directamente olvidada por Hoet, que en su selección de 25 artistas, algo así como la pole position de la bienal, no ha contado con ningún iberoamericano. Una falta que han remediado el cubano Gerardo Mosquera, el mexicano Cuauhtémoc Medina, el brasileño Adriano Pedrosa, el argentino Rodrigo Alonso y la turca Fulya Erdemci, responsable de la Bienal de Estambul el próximo septiembre, que eligió al colectivo Rosa Chancho y la vasca Maider López. El joven comisario madrileño Javier Hontoria ha apostado por Julia Spinola, Carlos Irijalba, Ignacio Uriarte, Kiko Pérez y Paloma Polo, un nombre prácticamente desconocido hace tan sólo unos meses, cuando fue escogida como única presencia española en la muestra principal de la próxima Bienal de Venecia, por lo que se presagia mal denominada El Palacio Enciclopédico.

Los organizadores se echaron atrás en la decisión de cobrar entrada

Las 1.600 obras, reunidas bajo el título Reflection & Imagination, se exhiben en los talleres virtuales de sus respectivos autores, a los que se accede mediante una interfaz bastante ágil, aunque el buscador por el momento deja bastante que desear. Cada obra se presenta con una breve explicación, así como cada personaje cuenta con su concisa biografía. A nivel técnico lo más innovador de la plataforma son las binders (carpetas) de cada obra, una herramienta que permite conocer los gustos de los visitantes. “Además de dar visibilidad a los artistas y sus obras, queremos impulsar una comunidad de profesionales y apasionados del mundo del arte. En este contexto, saber qué obras han sido visitadas y destacadas por un determinado crítico o especialista puede resultar muy interesante”, asegura David Dehaeck, fundador y director de Art + con Nathalie Haveman, que activará las funcionalidades de las binders en los próximos días. “Nunca se ha hecho algo así, de modo que vamos ajustando los detalles sobre la marcha”, continúa.

Uno de estos reajustes se produjo hace unos días, cuando decidieron dar marcha atrás a la decisión de vender entradas para la bienal la primera semana a 80 dólares (poco más de 60 euros) y las siguientes a 10 dólares. “Para acceder tan sólo hace falta registrarse. Tras unos 15 minutos de navegación, un pop-up te pide contribuir con lo que quieras y puedas, pero si no lo haces puedes seguir navegando sin problemas. Sin embargo, en el caso de que quisieras volver el día siguiente, entonces tendrías que contribuir con 5 dólares”, explica Dehaeck, para zanjar las polémicas.

Mientras tanto, entre los artistas digitales que se han encargado de recordar las bienales celebradas en Internet destaca el austriaco Oliver Laric, que ha creado una obra sobre el tema. An Incomplete Timeline of Online Exhibitions and Biennials, Se creó originalmente para participar en la BiennaleOnline, pero curiosamente los organizadores no encontraron un lugar idóneo para exhibir una pieza creada específicamente para Internet y, por tanto, dotada de enlaces activos, prohibidos por el formato de Art +. “Laric sabía perfectamente qué formatos podíamos aceptar y creó una obra que no podíamos admitir. Su acción habla por sí misma. La BiennaleOnline va de arte y no de bits y bytes”, concluye Dehaeck decidido a devolver la provocación con una frase, que volverá a encender la polémica.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana