Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España proporciona a Mega uno de cada 10 usuarios

Los datos del tráfico mundial hacia la página de Dotcom muestran que el 9,4% procede del país

Una imagen de la mansión de Kim Dotcom en Nueva Zelanda. Ampliar foto
Una imagen de la mansión de Kim Dotcom en Nueva Zelanda. Bloomberg

Ahora, si cabe, Kim Dotcom amará España un poco más. Porque no solo, como el alemán no se cansa de repetir en Twitter, el país lidera desde hace tres semanas el tráfico mundial hacia Mega. Sino que resulta que uno de cada 10 usuarios que se conectan a la nueva página web de almacenamiento y descargas del informático lo hace desde España. De los 4.140.000 internautas que entraron en Mega en enero, un 9,4% -es decir, 389.000- lo hizo desde el territorio español, según las cifras publicadas hoy por ComScore, que cada mes calcula tráfico y audiencias en Internet.

Hay que aclarar que los números de la compañía se refieren solo al primer mes del año. Mega nació la tarde del 19 de enero (el 20 en Nueva Zelanda) y fue prácticamente inaccesible durante su primera jornada de vida, de ahí que solo se hayan contabilizado 12 días. Aun así, si realmente, tal y como afirmó Dotcom el día del lanzamiento, Mega cosechó más de 500.000 usuarios en pocas horas, la media de internautas seducidos por el alemán debe de haber ido bajando considerablemente en las semanas siguientes.

Sea como fuere, el exhacker –en libertad condicional y acusado por el FBI de piratería informática por su anterior página web, la ya cerrada Megaupload- sigue a lo suyo y lanza cada día mensajes en Twitter sobre el supuesto éxito de su nueva criatura. Y, el pasado sábado, apuntó otra medalla, esta vez de plata, a España: es segunda, por detrás de Francia, en la lista de los países que más cuentas Premium han ofrecido a Mega. Traducido, se trata de los usuarios que, en vez de acceder gratuitamente, prefieren a pagar a Dotcom una cuota mensual a cambio de un servicio mejor, más rápido y un mayor espacio para almacenar contenidos.

Precisamente gracias a esos usuarios, y a una infinidad de películas, series y canciones que se podían ver gratuitamente online en Megaupload sin la autorización de sus creadores, Kim Dotcom y sus seis socios (también detenidos) tuvieron beneficios por 135 millones de euros, según el FBI, y se ganaron tantas acusaciones como para enfrentarse a 55 años de cárcel. De hecho, Dotcom espera en su millonaria mansión en Nueva Zelanda a que un tribunal decida en marzo sobre su extradición a EE UU.

Más información