Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un patinazo histórico

Los encargados de leer el premio a la mejor canción se confunden en el nombre de los ganadores

Los actores Adriana Ugarte y Carlos Santos han protagonizado el momento más delirante de la noche en la ceremonia de los Premios Goya y el mayor error en los 27 años de ceremonias al confundir el nombre del premiado en la categoría a mejor canción. "El Goya a la mejor canción original es para Los niños salvajes, de Pablo Cervantes", ha dicho Ugarte. Los encargados de recoger el galardón han empezado a celebrarlo (besos, abrazos y abotonarse la chaqueta para dar bien en televisión). Era la tercera nominación para Cervantes, pero cuando sus compañeros han empezado a bajar la escalera del patio de butacas para subir al escenario se han tenido que quedar a medio camino.

Carlos Santos ha dejado helados a los espectadores: "Un segundo, tenemos que lamentar un error, nos han dado dos sobres. Es un error gordo, lo sentimos muchísimo", ha dicho el actor conocido por su papel de Povedilla en la popular serie Los hombres de Paco, que ha añadido con la frente sudorosa: "El Goya es...", y ha dado paso a su compañera de patinazo, que tras morderse el labio inferior con evidente rostro de vergüenza, ha aclarado: "Lo siento... el Goya es para No te puedo encontrar, por Blancanieves, de Juan Gómez Chicuelo y Pablo Berger".

Tras la confusión y estupor, ha salido al escenario el director de la película muda en blanco y negro, Pablo Berger, con cara de sorpresa, para dar paso a Silvia Pérez Cruz, la cantante del tema ganador.

Más información