Demasiado cariño mata

Llega a España la película de terror ‘Mamá’, que lideró la taquilla en su estreno estadounidense

TOMMASO KOCH / LUIS ALMODÓVAR

Es una noche de lluvia. Desde la ventana de su habitación un hombre saca fotos de los vecinos del edificio de enfrente. De hecho, apaga la luz, para ver mejor a sus sujetos. Hasta que otra imagen llama su atención. Y le deja aterrorizado. Porque, reflejada en el cristal de la ventana, ve la silueta de una mujer que cruza el pasillo de su casa y se mete en el baño. “Le ocurrió a uno de mis mejores amigos. Me lo contó y me fío. Creo que existen fantasmas, presencias del más allá. Me da miedo a la vez que me atrae”, relata el director argentino Andy Muschietti. Justamente una de esas criaturas sobrenaturales es la protagonista de Mamá, debut del cineasta que llega hoy a España.

“Dos niñas, abandonadas en el bosque, son encontradas cinco años después en estado salvaje. Son llevadas a la ciudad y empiezan a ocurrir cosas. Algo las ha seguido”, resume la sinopsis de su ópera prima Muschietti, que se crio en el mundo de la publicidad (“me ha enseñado a tomar decisiones. Dirigir es decidir”). Su receta aterradora ya sedujo a millones de estadounidenses, tanto que el filme se estrenó directamente al número 1 de la taquilla americana, triplicando los ingresos previstos.

Música para los oídos de Universal, distribuidora del filme, y para unas cuantas majors más de Hollywood. De ahí que se haya oficialmente abierto la gaza a la gallina argentina de los huevos de oro. Muschietti reconoce haber recibido llamadas de nombres relevantes, y tener pensada una comedia de ciencia ficción sobre “una cabeza”, aunque se niega a desvelar más.

De Nueva Zelanda le telefoneó hace tiempo Guillermo del Toro [estaba con El Hobbit, cuando aún era el director del filme] para decirle que quería producir Mamá. El mexicano se había quedado impactado con un corto homónimo, que Muschietti realizó en 2008 y que contenía “una de las secuencias más espantosas” que Del Toro hubiese visto. “Me desperté un día con una visión irracional, una escena de dos niñas que huían de un fantasma. A veces lo reprimes, pero ese día pensé: ‘¿Por qué no darle un desarrollo a esa imagen? Podría ser un corto sensacional”, recuerda Muschietti.

En dos días lo rodó. Y lo presentó en el festival de Sitges de 2008. Casi cinco años después, ese plano secuencia es una película. Con Jessica Chastain, con producción hispano canadiense, y con sus altibajos, reconoce el director: “Lo que más me gusta son las secuencias con carga emocional. Me conmueven siempre que las veo. En cambio, debería haber bajado el sonido de los sustos. Y el personaje de Mamá está demasiado expuesto”.

De hecho, al principio Muschietti tenía pensado desvelar a la monstruosa progenitora solo en el desenlace del filme. Finalmente, sin embargo, Mamá se asoma varias veces por la película. Tantas como para ver que quizás no sea tan espeluznante. “Puede parecer terrorífica. Pero a medida que se empieza a entender más, comprendemos que está impulsada por una motivación muy pura, por el instinto de protección”, afirma Muschietti sobre el personaje, interpretado por el español Javier Botet (un actor que padece el síndrome de Marfan, que provoca que las extremidades sean más largas de lo habitual).

Sea como fuere, nada tiene que ver el filme con la madre de Muschietti. Aunque sí con su hermana. No porque Barbara sea aterradora, sino porque es productora y coguionista de Mamá. Ambos comparten gustos cinematográficos (“De pequeños, veíamos Viaje a lo inesperado, un programa en el que cada sábado transmitían películas de terror”) y desde hace unos años también el mismo piso en Barcelona: “Lo compramos para dividirlo y no se podía. Así que allí vivimos, cada uno en una punta, por suerte [risas]. Fue un accidente”. Por lo menos, no hay fantasmas en los pasillos.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana