Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oda al vinilo de Dani Baughman

El dj barcelonés graba una sesión exclusiva con nueve temas inéditos y reivindica la fuerza de los discos frente a las mezclas digitales

Ampliar foto
El dj Dani Baughman, con los artistas Gilbert & George.

El pequeño Baughman hizo un trato con su madre a los 11 años. En adelante la acompañaría semanalmente a hacer la compra al Pryca y a cambio ella le obsequiaría cada vez con un vinilo. Nada mal. Embolsarse una referencia cada siete días a esa edad era ya un magnífico ritmo de consumo discográfico. Entonces eran Michael Jackson, Prince… Los dorados ochenta. Pero inoculado el virus, Dani Baughman se convirtió en un adicto al plástico y a los 18 años, vía progenitores, la efeméride se celebró con un par de Technics de los que ya no se volvería a separar. Hoy, el autor de este último EPmix, un cuidadísimo viaje electrónico que arranca con un impresionante fragmento de Aguirre la cólera de Dios, la película de Werner Herzog, y que incluye nada menos que nueve temas inéditos (muchos de ellos de Hivern, el sello del que es manager), es a sus 34 un defensor a ultranza de pinchar como siempre se ha hecho: platos y vinilo. "Hoy más que nunca", proclama.

Traktor o Ableton vulneran el discurso musical de un artista. Me parece una falta de respeto a la creación musical

“Creo que hay que ser respetuosos con la música. Tirarse al Traktor o al Ableton es una falta de respeto a la creación musical original. De alguna manera, se vulnera el discurso de un artista. En el pasado utilicé Traktor, pero lo colgué y volví al vinilo que es lo que siempre utilicé para pinchar. Es una relación más física con la música, con los surcos, sin que medie un interface”, explica por teléfono desde Berlín, ciudad donde vive y trabaja desde hace un año. Para este mix, grabado del tirón (sin editar ni comprimir) con vinilo y CD ha tratado de trasladar la energía de una sesión de club al estudio. "Es música tal como lo concibió y licenció el artista, sin editar, vinilos planchados directamente a partir del WAV de alta calidad renderizado por el artista y masterizado por el ingeniero de sonido. Un vinilo suena mejor que cualquier otro formato. Punto”. Atentos al tracklist, a los nueve inéditos y a los dos temas incluidos que saldrán próximamente y que no están referenciados. 

DANI BAUGHMAN

Tracklisting
  1. Batongo | Aguirre (excerpt) | Degustibus
  2. ?
  3. John Talabot feat. Pional | Destiny (Pional's dub version) | unreleased
  4. Horn Wax #3
  5. Michael Ozone | Hetrotopia (Young Marco Remix) | ESP Institute
  6. First Choice | Love Thang (Genius of Time edit) | unreleased
  7. New Jackson | Sat Around Here Waiting (Fort Romeau Remix) | forthcoming Hivern Discs
  8. ?
  9. Separate Minds | We Need Somebody | Express Records
  10. Johnny Dangerous | Emerald City (Doc Martin's Sublevel Mix) | King Street Sounds
  11. Hivern Blanc 001
  12. Locked Groove | Do It Anyway | forthcoming Hotflush Recordings
  13. The XX | Chained (John Talabot & Pional Blinded Remix) | unreleased
  14. John Talabot feat. Pional | So Will Be Now (Pional's rare version) | unreleased

Residente de clubes como Low o Mondo, y habitual en las fiestas Goa (todo ello en Madrid), Baughman trabajó durante tres años en la galería Ivory Press como coordinador de exposiciones en la casa de lady Foster. Llegó ahí tras un temporada como ayudante de dirección de directores como Almodóvar, Milos Forman o Spike Lee. “Siempre me he sentido vinculado al arte como espectador, y coordinar exposiciones me enseñó un montón”. Pero hace un año, como muchos españoles, se mudó a Berlín por motivos personales y para centrarse exclusivamente en la música. Hoy pasa horas en el estudio dando forma a las ideas que tiene para sus primeros lanzamientos como productor y organiza una fiesta (GeradeHaus) en el club Prince Charles de Berlín com JMII, mitad del dúo Aster, y Moon&Mann.

Flyer de la próxima fiesta GeradeHaus en Berlín.

Baughman es también la cara visible del sello en Centroeuropa (sus dueños son John Talabot y Franc Sayol) y el encargado de dinaminzarlo (label manager). Para los próximos meses, Hivern (que cumple 5 años) tiene pleaneado el lanzamiento de algunas nuevas referencias, como el del irlandés New Jacskon, y la puesta en marcha de Hivern Blanc, un subsello a lo white label y ultralimitado (unas 100 copias solo en vinilo) con proyectos anónimos.

Además, Baughman es un melómano empedernido y un observador de primera de la escena musical. Fuera y dentro de España, donde viene periódicamente a pinchar y a ocuparse de asuntos del sello. “Está más sana que nunca. Cada vez hay más chavales haciendo música desde su habitación. Esto hace que florezcan músicos a diario. Es un momento muy excitante para todos: artistas, promotores y melómanos. Quizá la gente tiene menos responsabilidades tradicionales. O quizá hoy se empieza a valorar más el tiempo que uno posee para la creación que una nómina hinchadísima”.