Los jóvenes premian de nuevo al escritor Jordi Sierra i Fabra

Un jurado adolescente integra el jurado del galardón Jóvenes Lectores, de la editorial La Galera

La obra ganadora recorre los principales acontecimientos de la Europa del siglo XX

El escritor catalán, Jordi Sierra i Fabra. / Marcel.li Saenz

El valor de la amistad, la existencia de la magia, la capacidad de aprender cosas y el hecho de que no es un libro que te obliguen a leer en el instituto no son las valoraciones habituales que suelen hacer los jurados de premios literarios sobre una novela. Los más de 200 adolescentes de entre 12 y 15 años que han elegido el ganador del último premio La Galera Jóvenes Lectores han destacado estas cualidades de la novela El extraordinario ingenio parlante del Profesor Palermo, de Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947), que La Galera publicará en marzo. La obra narra la historia de un ventrílocuo y su muñeco, que tiene vida propia, salpicada con algunos detalles de la historia de Europa en el sigo XX.

"Como el galardón lo votan los niños, que en definitiva es mi público mayoritario, es un reto", comenta por teléfono el autor catalán premiado, uno de los escritores más emblemáticos de literatura infantil y juvenil. Sierra i Fabra lleva la cuenta de una larga lista de reconocimientos a una prolífica carrera. "Es mi premio número 33 de diferentes tipos, editores, lectores, etcétera. Soy como un niño, me gusta competir. Para mí, que te den un galardón es como un juego, como una colección de cromos, y me gusta tenerlos todos".

Sierra i Fabra tiene más de 400 obras publicadas, la mayoría de ellas para un público no adulto. Escribe varias narraciones al año, y para dar con las historias solo necesita unos minutos, que casi siempre se le aparecen en alguno de sus frecuentes viajes. De esta forma nació la idea que culminó en el premiado El extraordinario ingenio parlante del Profesor Palermo."Escribí el guion de todos los capítulos en una servilleta grasienta en un restaurante en Palermo", explica el autor. "Como no llevaba mi libreta, y la idea me asaltó de repente, tuve que escribir la idea durante una hora en medio de la cena". Eso fue el 5 de abril del año pasado. Justo un mes después, la novela ya estaba escrita. "Son muchos años de práctica, desde que tenía 11 años".

El escritor cree que su forma de trabajar se basa en "pensar lento y escribir rápido". Gracias a este modus operandi, Sierra i Fabra se ha convertido en uno de los autores más prolíficos de España. "Escribir es como un trámite, como pasar a limpio una historia que tengo en la cabeza preparada desde hace tiempo", afirma el escritor. "Tampoco pretendo ser Borges, o García Márquez. Me gusta contar historias y ya está, sin tener que demostrar nada a nadie. Aunque creo historias para que el lector lo pase bien, en el fondo hay un sustrato".

En el caso de El extraordinario ingenio parlante del Profesor Palermo, premiado por la editorial La Galera, ese valor añadido es la pequeña lección de historia que ocultan sus páginas. Algo que valoran sus lectores. A Nahuel Burgos, estudiante de 3º de la E.S.O. y uno de los 241 lectores que lo eligieron, le ha gustado que la obra "cuente cosas del pasado, pero de forma divertida". A este miembro del jurado, al que le mandaron las obras finalistas a casa para que las valorara y emitiera su votación, le sorprendieron pasajes que tienen lugar en las dos guerras mundiales. "Hay cosas de la novela que luego ves en clase y te sorprendes, porque lo recuerdas de haberlo leído antes".

"Los lectores más pequeños te dicen las cosas directamente, son muy exigentes", afirma Iolanda Batallé, directora editorial de La Galera, que ha optado por su público más joven para ayudarles a encontrar los títulos que respondan a sus intereses. "Los jóvenes te confirman cosas, como que les vuelve a gustar las historias realistas y de aventuras", comenta Batallé.

Las editoriales buscan contenidos opuestos al tedioso texto de lectura obligatoria, que todavía muchos recuerdan. "De pequeño odiaba a muerte a Cervantes, porque me obligaban a leer El Quijote", rememora Jordi Sierra i Fabra. Aunque hay excepciones: al joven Nahuel no hay que forzarle a leer, por eso se apuntó voluntariamente, por tercer año, para participar en el jurado del premio La Galera Jóvenes Lectores. Reconoce que en los estudios no le va tan bien como le gustaría. Pero ha encontrado la causa: "Paso demasiado tiempo leyendo".

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La casa de los títeres

El Topic de Tolosa, centro único en Europa en torno al mundo de la marioneta, cumple cinco años

El juez negó a la pareja del parricida la orden de alejamiento

La madre estaba de acuerdo en que su compañero viera a sus hijas semanalmente

Vela llena Anoeta de sonrisas

El mexicano marca los tres goles de la Real en el debut de Moyes en su campo ante un Elche desequilibrado

La familia de Inaxio Uria pone fin a las concentraciones en su recuerdo

EFE

"Nuestro dolor se expresaba en público y ahora lo seguirá haciendo en privado", indican

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana