Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naufragio en tiempos modernos

Tato Cabal publica su segunda novela, 'La enfermedad del beso', una historia que muestra la vida como una ensoñación

El autor Tato Cabal, en una imagen de 2008.
El autor Tato Cabal, en una imagen de 2008.

La enfermedad del beso (VdB Narrativa) es la historia de un naufragio en tiempos modernos. La de un padre de familia, un abogado que gerenta su propio despacho, que poco después de cumplir los cincuenta se ve superado por una vida que, aunque aparentemente corriente, le hace encontrarse en un callejón sin salida. Una serie de circunstancias casuales le conducen a su única vía de escape: el éxodo rural, un terreno absolutamente desconocido para él.

Su autor, Tato Cabal (Madrid, 1956), plasma en esta segunda novela una crisis de valores en la que la sociedad está sumida. "Es evidente que vivimos un momento muy desconcertante en el que todo se confunde: es un momento de cambio en todos los sentidos", sintetiza el escritor.

Dedicado a la gestión cultural desde el año 78, Cabal se inició en el mundo de la producción de espectáculos cuando salió de la mili, aunque sostiene que lo que realmente siempre ha querido es ser escritor. "Acepté un trabajo de portero en la madrileña sala Cadarso, donde trabajaba mi hermano mayor, que es actor, para sacarme un dinerillo". Aquel empleo le permitió acercarse al mundo de la cultura, y en los ochenta fundó el Festival Internacional de Teatro de Madrid, además de escribir varios guiones de cine. Después no ha parado de fomentar iniciativas culturales; fue director de la primera edición de la Noche en Blanco de Madrid, del Circo Price y recientemente de las actividades culturales del Pabellón de Madrid en la Expo de Shanghái. Pero no fue hasta 2011 que publicó su ópera prima, Seda de araña (Gens ediciones).

"Me lo pasé tan bien con el primer libro y con La enfermedad del beso que ya estoy escribiendo el tercero. Todavía no entiendo cómo la Iglesia no ha declarado pecado esto de escribir, porque es fantástico", bromea. Inmerso en la actualidad cultural y crítico fulminante con los recortes en el sector llevados a cabo por el Gobierno, Cabal cuenta cómo ha aprovechado el parón de la crisis para dedicarse prácticamente de lleno a la literatura. "La principal diferencia y ventaja de la literatura con otras actividades culturales es que no hay industria detrás: No se necesitan fondos ni subvenciones, ni actores ni producción. Solo estás tú, tus personajes y tu ordenador".

La novela refleja, en tono de humor y en género masculino, cómo a través de su protagonista, Fabián, y de los demás personajes que van destapándose poco a poco, las personas aprenden a desenvolverse en territorios extraños y terminan por descubrirse a sí mismos, haciendo cosas que uno nunca creería capaz. "Es una historia de hombres, y es que somos menos complejos que las mujeres", dice Cabal. "En el fondo esta es una novela que habla de algo común a todos. Vivimos pensando que las cosas han de ser de una manera, y este libro, en cambio, demuestra que hay una forma de vivir la vida como una ensoñación".