David Bowie ya no está desaparecido

El creador de ‘Ziggy Stardust’ y ‘Heroes’ lanza el single de lo que será, a partir de marzo, su primer disco en la última década, titulado ‘The next day’

David Bowie en el primer concierto americano de su gira 'A Reality Tour'. de 2003, en Montreal (Canadá). / REUTERS

Los bowiófilos ya pronuncian con euforia su mantra: el dios ha vuelto, Dios salve al dios. Resulta que el dios no andaba moribundo como entonaron los agoreros y los tabloides: Bowie estaba encerrado en algún estudio de grabación, con la inquebrantable amistad del productor Tony Visconti sentada a su lado, pergeñando un nuevo disco para desmentir a casi todos, incondicionales incluidos, para acallar la especie de que, tras su mutis por el foro de hace ocho años por supuestos gravísimos problemas de salud que nunca fueron confirmados, estaba muerto, artísticamente muerto y físicamente acabado. El “no” de David Bowie a la rumorología se titula, de momento, Where are we now?, single de lo que será, a partir del 11 de marzo, The next day, el disco de larga duración número 30 de una de las carreras más fecundas, geniales, desiguales e influyentes de la música contemporánea.

La canción, catapultada ayer al universo por la gracia de YouTube y el vídeo dirigido por el artista Tony Oursler, corrió por las redes sociales como si fuera Gebrselassie reventando la pista en el 10.000. Normal. Tradicionalmente, cualquier cosa que haya hecho David Robert Jones desde que en 1969 presentó su tarjeta de visita planetaria con la subyugante Odisea espacial ha venido siendo devorado por el público. Más de 140 millones de álbumes ha vendido desde entonces el álter ego de Ziggy Stardust (¿o era al revés?). Ahora habrá que ver si The next day, primer disco de estudio parido por Bowie en la última década (el último, Reality, data de 2003), vuelve a convertirse en la noticia que fue cada una de sus creaciones.

De momento, y superando la condición o no de fan incondicional del autor de obras maestras como Hunky dory, Young americans o Scary monsters, todo ciudadano está en su perfecto derecho de hacerse la pregunta del millón: ¿ha vuelto Bowie a manejar de forma genial los hilos del márketing en el advenimiento de este su nuevo retoño discográfico? Desde luego, nada es descartable. Recuérdese que, como por casualidad, apenas dos semanas después de que The next day vea la luz, el Victoria & Albert Museum de Londres abrirá sus puertas a la mayor exposición dedicada nunca al Delgado Duque Blanco (yeah, el mismo que en 1976 llegó en un descapotable a la londinense estación Victoria con el brazo en alto y recomendando un régimen fascista para Europa: enésima barbaridad del viejo hacedor de boutades). Los responsables del museo llevan meses publicitando la retrospectiva, para la que aún faltan dos meses. Dijeron que Bowie había colaborado con ellos y que había hecho de comisario. Él lo desmintió y se desmarcó del asunto. Total: disco y exposición casi concidirán en el tiempo. Seguro que todo es fruto del azar.

Pero vamos a lo importante. El single Were are we now? y su correspondiente vídeo retrotraen al Bowie más sombrío, al de sus memorables sinfonías berlinesas (Low, Heroes, Lodger...) junto a Brian Eno. Sería mucho pedir que el nivel de calidad de The next day se acercara siquiera a aquellos años de decadencia, droga y genio artístico. Al parecer, el disco tendrá 14 cortes. Ziggy se ha esforzado. Ha salido del ultralujo de su ático de Manhattan, ha dicho “ahora vuelvo” a su esposa Imán y a su hija Lexi y se ha reintegrado al negocio. El dios ha vuelto. Dios salve al dios.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El hospital de Mataró aplaza el traslado de camas

Camilo S. Baquero Barcelona

Sindicatos, usuarios y el Ayuntamiento consideraban que la medida afectaba la calidad del servicio

Un río de lava avanza hacia una pequeña población de Hawái

Los científicos aseguran que la erupción del volcán Kilauea no supone un riesgo para la población

FCC construirá una depuradora de agua en Egipto por 2.400 millones

EP Madrid

El consorcio en el que se integra el grupo español también se encargará del mantenimiento

EL PAÍS RECOMIENDA

Venecia, ¿infierno o paraíso?

Los transatlánticos y los modernos edificios reabren el debate sobre los excesos del turismo

Resuelto el misterio de la muerte del oso 'Knut'

Cuatro años después, identificado qué mató al oso polar más famoso del mundo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana