Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

‘Pensar el siglo XX’, de Tony Judt, libro del año en ‘Babelia’

El historiador británico encabeza una lista confeccionada por más de medio centenar de votantes que se publica mañana

Tony Judt, coautor de 'Pensar el siglo XX'.

Un filósofo que enseña mediante ejemplos. Eso era un historiador para uno de los maestros de la historiografía contemporánea, Tony Judt, cuya obra póstuma Pensar el siglo XX ha sido elegida libro del año por críticos y periodistas de Babelia, suplemento cultural de EL PAÍS. Ese ensayo encabeza una lista confeccionada por más de medio centenar de votantes que se publica mañana.

Editado por Taurus con traducción de Victoria Gordo del Rey, Pensar el siglo XX reúne las conversaciones que el ensayista británico mantuvo en 2009 con su colega Timothy Snyder, que define el resultado como “un libro de historia, una biografía y un tratado de ética”. Tres meses después de que diagnosticaran a Judt la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que fue minando sus fuerzas hasta matarlo en 2010, Snyder le propuso repasar los hechos e ideas de la centuria a la que había dedicado su vida. El hijo de una familia de emigrantes judíos del Este de clase media-baja que terminó dando clases en Cambridge, Berkeley, Oxford y Nueva York se había consagrado mundialmente en 2005 con el monumental Postguerra. En sus casi 1.000 páginas, el gran público descubrió tanto el rigor de sus investigaciones como la lucidez de sus opiniones, dotes intelectuales que para José-Carlos Mainer —que mañana analiza en Babelia el legado de Judt— se resumen en “la vehemencia y la brillantez expresivas, la capacidad de evocación de lo concreto y revelador, la legítima soberbia de quien puede ser osado o impertinente, pero sin rozar la autosuficiencia o la pedantería”.

El Holocausto, el comunismo,el 68 o la caída del muro de Berlín atraviesan Pensar el siglo XX igual que atravesaron la existencia de su autor. Con todo, pensar el siglo pasado no es más que una forma de pensar este. Como recuerda Mainer, pese a Auschwitz, el Gulag, Bosnia o el 11-S, lo esencial de los últimos 100 años no fueron para Judt las guerras sino los debates que desembocaron en Estados democráticos fuertes. Algo cuya supervivencia, vista la crisis actual, no está del todo asegurada. En 2012, sostiene Mainer, hubo otros libros “excelentes”, pero “ninguno nos habla tan claramente de la estirpe rahez del poder financiero y de la estupidez de sus corifeos políticos y periodísticos, dedicados al resignado masoquismo (los sacrificios nos harán dignos de la felicidad futura) y al cuidadoso desmantelamiento de aquello que, desde hace más de 100 años, tanto ha contribuido a la libertad y la dignidad de los seres humanos”.

 

Más información