‘El mundo es nuestro’, mejor película en español para los lectores

'El mundo es nuestro' es la película más sorprendente del cine español en 2012

Tiene ambición formal y voluntad de estilo

Fotograma de 'El mundo es nuestro'.

Este ha sido un año importante para el cine español, aunque, a primera vista, no lo parezca. Sí, hemos asistido a una temporada que ha empezado a acusar las primeras consecuencias de una desastrosa política cultural, pero, también, hemos vivido la inesperada emergencia de un relevo generacional, pertrechado con toneladas de talento y presupuestos raquíticos o, mejor, casi inexistentes. 2013 ha sido, en suma, el año de Diamond Flash de Carlos Vermut, El señor de Juan Cavestany, Mi loco Erasmus de los Pioneros del Siglo XXI, Carmina o revienta de Paco León… y también de la enérgica, descarada y carismática El mundo es nuestro de Alfonso Sánchez, un Tarde de perros chandalista y desarrapado que, en su primera escena, recordaba tanto a las discusiones bizantinas del cine tarantiniano como al aliento contracultural del legado de los hermanos García-Pelayo.

Resultado votación MEJOR PELÍCULA EN ESPAÑOL

  • Arrugas 4.685%
  • Blancanieves 12.12%
  • El artista y la modelo 2.973%
  • Elefante blanco 1.680%
  • El mundo es nuestro 29.79%
  • Extraterrestre 2.132%
  • Grupo 7 7.722%
  • Infancia Clandestina 25.14%
  • Lo imposible 10.53%
  • Una pistola en cada mano. 3.23%

En El mundo es nuestro, Alfonso Sánchez y su compañero de viaje Alberto López llevan a la gran pantalla dos personajes que ya habían desarrollado en pequeñas piezas colgadas en la red: el Culebra y el Cabesa, dos piltrafas del arroyo que se dirían sacadas de un viejo tebeo underground, pero que aquí lidian, ataviados de nazarenos, con una versión carnavalesca de nuestro presente indignado, precario y resistente. Sánchez, que bordó un impactante y sólido papel dramático en Grupo 7 de Alberto Rodríguez, encarna al supuesto carablanca de esta pareja cómica —y desesperada— cuyo accidentado paso por una sucursal bancaria destapará hipocresías, lacras e imposturas de un desastrado microcosmos donde conviven la corrupción institucionalizada, la religiosidad vivida como exhibicionismo social, la picaresca de los avasallados y la torpeza y confusión de las fuerzas vivas.

Viva, imperfecta, pero gratamente sorprendente, la película tiene ambición formal y voluntad de estilo: el plano secuencia que relaciona a todos los personajes, en la escena de la irrupción en la sucursal bancaria, aporta una buena medida de las capacidades de un debutante que se ha fogueado —y ha crecido— en un territorio donde, posiblemente, aguardan muchas más sorpresas para el porvenir del cine español: el universo YouTube.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana