Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PAÍS EN LA FIL DE GUADALAJARA 2012

Las mejores crónicas del oficio más hermoso del mundo

‘Gabo periodista’ reúne artículos del Nobel de Literatura seleccionados y comentados por escritores

Abello, con un ejemplar del libro.
Abello, con un ejemplar del libro. EFE

“Los habitantes de la ciudad nos habíamos acostumbrado a la garganta metálica que anunciaba el toque de queda”. Con esas palabras arranca el primer escrito periodístico de Gabriel García Márquez, publicado en El Universal de Cartagena el 21 de mayo de 1948. Y con ese mismo texto se inaugura Gabo periodista, una antología de crónicas del reportero que presumió un día de ejercer el oficio más bello del mundo, seleccionada y comentada por otros escritores como Héctor Abad Faciolince, Juan Villoro, Antonio Muñoz Molina o Alma Guillermoprieto.

En la presentación del libro este martes en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, uno de sus impulsores, Jaime Abello, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, quiso zanjar el eterno debate sobre la separación de literatura y periodismo. “No hay tal”, sentenció Abello, “y la prueba fehaciente es este libro”. Y la vida de Gabo, quien “nunca quiso separar la experiencia de novelista de ficción y la periodística”.

Héctor Feliciano, editor del libro, contó su proceso de creación. “Dejamos bastante libertad a los participantes para elegir los textos que más les hubieran impactado”, comentó. Lo extraordinario es que tomando cada uno un pedazo de su vida la selección final es un relato cronológico casi perfecto de la vida del escritor, que arranca con su primer artículo publicado en 1948 y concluye en los años 90. “Es un libro que va a durar años”, vaticinó el editor. “Y esa es la medida de los libros”.

En la presentación intervino además el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, que también participó en la elaboración del libro, “una casa construida ladrillo a ladrillo”. En su caso, escogió una crónica de García Márquez sobre la toma a pleno día del Palacio Nacional de Managua por la guerrilla sandinista en 1978. “Cumple una de las reglas de su escritura, la exageración”, explicó Ramírez. “Porque él copia la exageración de la realidad”.

Del libro, editado por el Ministerio de Cultura mexicano (Conaculta), Fondo de Cultura Económica y la citada Fundación Nuevo Periodismo Latinoamericano, se han impreso 10.000 ejemplares de los cuales 7.500 se repartirán por las bibliotecas públicas de México. De momento no saldrá a la venta, aunque es posible que se le dé una salida comercial en un par de años. Sin embargo, quizá para entonces ya haya una segunda parte. "Me quedé con ganas de hacer otro volumen, quedó mucho fuera", ha explicado Abello.

¿Y cómo está Gabo? Hace unos días la presidenta de Conaculta, Consuelo Sáizar, difundió en su cuenta de Twitter una foto del momento en que se le hacía entrega del libro al propio García Márquez. Según Abello, "está en casa, tranquilo y jubilado, pasándolo muy bien y en buenas condiciones para tener 85 años". Al recibir el libro dio las gracias y brindó con champaña. Y según Feliciano añadió: "Esto es para que dure".