Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Pagés escribe la danza

La bailaora, apoyada por la fundación Loewe, edita un libro en el que disecciona el proceso creativo de 'Utopía', su último espectáculo

Boceto de la escenografía de 'Utopía' de María Pagés.
Boceto de la escenografía de 'Utopía' de María Pagés.

La danza es un arte efímero. Una vez que el movimiento encierra y delimita el espacio, en ese instante, ya solo perdura en la memoria del espectador. A la bailaora y coreógrafA María Pagés le duele esta fugacidad, esa brevedad y fragilidad que pone en pie cada vez que se sube a un escenario. “Necesitaba que el trabajo perdurase. Bailar no es solo bailar, es crear espacios y transmitir ideas y llevar a buen fin el trabajo y la implicación de mucha gente”. Así justificó Pagés la publicación de Utopía del buen lugar, un pequeño gran libro firmado por la bailaora (con la ayuda de Elvira Giménez y Ángela de la Torre) en el que disecciona el proceso creativo de su último espectáculo, Utopía.

Dice la bailaora que constantemente se rodea de libretas en las que escribe y escribe ideas que puedan servirle para montar un espectáculo. "Tengo muchas y las elijo según mi estado de ánimo. Pero hay una que es la principal. En este libro está reproducida, por ejemplo, la página 66 de esa libreta en la que dibujé parte de la escenografía. Utopía trata sobre un arquitecto y, en principio, pensé que el escenario debería ser fastuoso, pero poco a poco me di cuenta de que tenía que deconstruir la arquitectura. De que era más un proceso de llegar a la esencia. Y menos mal que esos dibujos han quedado”, dice Pagés al poner un ejemplo de lo que el lector podrá encontrar en este libro.

La publicación es en realidad una larga entrevista con la bailaora en la que repasa todos y cada uno de los aspectos creativos de su último trabajo que se repone, tras casi un año de gira por el mundo, en el Teatro Español de Madrid (desde hoy 25 hasta el próximo 11 de noviembre). “También he querido introducir frases y epígrafes que guían mi vida. Que son como mandatos o mantras para mi”, explica la bailaora. De esos mantras quiso destacar el de Antonio Gades: "La danza no está en el paso, sino entre paso y paso. Hacer un movimiento tras otro, no es más que eso, movimientos. El cómo y por qué se liga y qué se quiere decir con ellos, es lo importante".

A la presentación del libro también asistió Enrique Loewe en representación de la fundación que lleva su apellido y quiso ofrecer dos mensajes claros. “Lo bonito de la publicación de este libro es que pese a lo que estamos viviendo existen varias utopías y sueños” por parte de nuestros creadores. Loewe no desaprovechó la ocasión para dedicar unas palabras a los recortes que está sufriendo el mundo del arte. “La calidad humana de un país se debería medir según la calidad de sus leyes de mecenazgo. Es importantísimo tener leyes que funcionen y que comprometan la labor del Estado”.

El libro que se pondrá a la venta al precio de 10 euros en los teatros donde se represente el espectáculo tiene en marcha ya traducciones al japonés y al inglés. Loewe insistió en la importancia que el flamenco y la cultura española posee en el mercado asiático al que también va dirigido. “He querido que este libro sirva para que cualquier espectador pueda hacer un recorrido por el espectáculo sin ver el espectáculo. Es un libro que está hecho para disfrutar, en principio, después de ver la coreografía. Pero sobre todo está dirigido a los curiosos, a los que quieren obtener respuestas e ir más allá de lo que han visto sobre el escenario”, aseguró Pagés que quiso utilizar otro de sus mantras recogidos en este libro para finalizar su presentación en uno de los salones del Teatro Español. “Decía Henry Miller: ‘El hombre tiene esa alternativa: dejar entrar la luz o mantener las ventanas cerradas’ y esta es una oportunidad para decir que pase lo que pase hay que seguir adelante.