Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.200 horas, cientos de lápices y un mural monumental

Chris LaPorte analiza el ArtPrize un certamen abierto a artistas de todo el mundo y reparte 560.000 dólares con el público como jurado.

El artista ganó un cuarto de millón de dólares con un enorme dibujo hiperrealista

La obra City Band del artista Chris Laporte Ampliar foto
La obra City Band del artista Chris Laporte

Nada puede haber más democrático que abrir las puertas al mundo y otorgarle el poder supremo al público. De esta forma se evitan venganzas, rencillas y ajustes de cuentas que tanto sobrevuelan últimamente ese terrorífico lugar común llamado “los días que corren”. The ArtPrize es una iniciativa creada en Grand Rapids (Michigan, EE UU) que presume de inusual. Se trata de una feria-concurso abierta a todos los artistas del Globo y que reparte 430.000 euros en premios (uno de los más altos del mundo). Y lo mejor de todo: no hay jurados, ni comisarios que más tarde hayan de lavarse las manos asegurando que ellos no han tenido nada que ver en las decisiones finales del concurso. En The ArtPrize, los premios los otorga única y exclusivamente el público.

El artista Chris LaPorte sabe bien lo que es participar en este certamen. En 2010 su obra Cavalry obtuvo el máximo premio del concurso y consiguió 250.000 dólares (unos 192.000 euros). LaPorte, formado en la Academia de las Artes de New York y la escuela de arte Lacoste en Francia, entre otras instituciones, es experto en obras que él denomina “monumentales”: grandes murales hiperrealistas realizados a lápiz. Él es uno de los protagonistas de esa tendencia que la revista Elephant en su último número denominó como “la escala épica” del dibujo en una vuelta al realismo muy influenciado por el arte callejero.

LaPorte, que este año ha recibido un premio de 5.000 dólares por su obra The City Band –un mural de 8 metros de ancho por 4 de alto, copia de una antigua fotografía de su abuelo-, asegura: "Existe un futuro tanto para el arte realista como para el conceptual. De hecho, muchas obras pueden considerarse enmarcadas en ambos estilos. Sinceramente creo que el hecho de que una obra se enmarque dentro de una etiqueta realista, no significa inevitablemente que carezca de concepto y viceversa”. El artista explica, desde su estudio en Michigan: “Un claro ejemplo de que mi obra cruza esa frontera entre el realismo y lo conceptual es que uno solamente tiene que situarse frente a uno de mis dibujos para darse cuenta de que, por el tamaño, el espectador también se sumerge en una instalación en el sentido más contemporáneo del término”.

La obra de este artista está basada en la escala humana. Los personajes que dibuja son fundamentalmente personas que ya han muerto. “Me gusta la sensación de devolverlos al presente en la sala de exposiciones. Me gustaría que fueran capaces de hablar con las personas que se sitúan frente a ellos y que conversaran sobre el sentimiento de inmortalidad”, dice el artista. Para realizar The City Band, LaPorte invirtió más de 1.200 horas de trabajo y cientos de lápices de grafito. (En el vídeo que acompaña a esta pieza, el artista explica, en inglés, el proceso creativo de esta nueva obra).

Detalles del proceso de creación de 'The City Band'
Detalles del proceso de creación de 'The City Band'

The City Band es como teatro. Las figuras parecen estar en un escenario y reciben la luz del espacio, están vestidos de uniforme y están a punto de actuar como actores. Me gusta esta idea de drama porque creo que la obra tiene un guion y va un paso más allá. Se trata, como en una obra de Shakespeare, de volver a la vida figuras que son fantasmas”, asegura el pintor.

Sobre el certamen que le ha dado la posibilidad de lanzar su obra al mundo, decenas de los mejores blogs de arte han hablado de ella, LaPorte cree que es una de las mejores citas de arte del mundo. "ArtPrize conecta directamente a los artistas con la audiencia. Es un evento que atrae anualmente a más de 100.000 personas a Grand Rapids, una ciudad con una población semejante a la de Bilbao. La gente se involucra muchísimo por el hecho de que pueden votar y participar activamente. Es una oportunidad impresionante para un artista para expandirse y darse a conocer".