La restauradora del eccehomo de Borja quiere su parte del pastel

La fundación a la que pertenece la iglesia donde está la pintura cobra un euro por entrar en el santuario desde el sábado

Cecilia Giménez, autora de la restuaración del eccehomo. / GORKA LEJARCEGI

Contemplar el destrozo que doña Cecilia Giménez hizo el pasado mes de agosto sobre la pintura mural de un eccehomo en el Santuario de la Misericordia, en el pueblo zaragozano de Borja, no tiene precio. O al menos no lo tenía… hasta el pasado sábado. La fundación Hospital Sancti Spiritus, propietaria de la ermita que la anciana ha hecho famosa por su intervención con los pinceles, ha decidido cobrar un euro por entrar en el santuario, algo que no ha sentado precisamente bien a la espontánea restauradora ni a su familia, que ahora reclaman su trozo de la tarta. Hay quien asegura que la fundación ha recaudado unos 2.000 euros en cuatro días.

Los responsables del santuario, que no son otros que el Alcalde y los concejales, dieron el primer paso cuando el 24 de agosto colocaron una urna en la entrada de la iglesia donde se agradecía cualquier donativo para la restauración de la iglesia (en ningún caso de la pintura). Pero al consistorio no le ha parecido suficiente la recaudación de la voluntad de los curiosos, por lo que se han decidido a estipular un precio por entrar al templo, algo que desde el principio negaron que fuese su intención. “En el Ayuntamiento estamos divididos en cuanto a sacarle partido económico a esta anécdota. Unos creen que sería bueno para la economía del pueblo y otros en cambio no deseamos alimentar la polémica, en todo caso eso es un tema que ya se decidirá”, aseguraba a finales de agosto el concejal de Cultura de la localidad, Juan María de Ojeda. Casi un mes después de estas declaraciones se ha llegado a la conclusión de que finalmente sí hay que pagar para fotografiarse junto a la pintura más parodiada del verano.

La decisión no ha gustado ni a la octogenaria artista ni a su familia, que han decidido tomar acciones legales por entender que Cecilia, que apenas sale a la calle por culpa de la repercusión mundial del eccehomo, debería cobrar derechos de autor por la obra, puesto que la fundación recibe ingresos por un trabajo que ella ha realizado.

El antes y el después del eccehomo de Borja.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana