Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El informe de restauración del eccehomo se publicará en 15 días

Vigilantes jurados custodian la obra alterada por una octogenaria

La picaresca en torno al suceso continúa

Se baraja una exposición monográfica con las obras de Cecilia Giménez

Una pastelería de Madrid crea crepes con la imagen de Borja

Colas para fotografiarse con el eccehomo de Borja
Colas para fotografiarse con el eccehomo de Borja EFE

La esperada restauradora del eccehomo del Santuario de la Misericordia, en Borja, ya ha abandonado la ermita donde una vecina, Cecilia Giménez, intervino motu proprio la pintura mural realizada hace un siglo por Elías García Martínez. Después de inspeccionar la fallida restauración, y con la colaboración de doña Cecilia que, según cuenta el concejal de Cultura, Juan María de Ojeda, "ha estado hablando tranquilamente con la profesional y le ha contado qué elementos utilizó para modificar la obra", el Ayuntamiento ha anunciado que el dictamen no se hará público hasta dentro de quince días.

En una nota de prensa que ha leído el alcalde, Miguel Arilla, se ha anunciado que, coincidiendo con la publicación de las conclusiones de la restauradora, se convocarán dos concursos al hilo del culebrón artístico que desde hace seis días suscita la expectación de medios de comunicación de todo el mundo.

Por un lado, el patronato de la Fundación Sancti Espíritu junto con el consistorio de Borja convocarán un concurso internacional de pintura de temática religiosa, en torno a la figura del eccehomo en  todas las variantes que se conocen en la historia del arte. El segundo premio estará relacionado con la restauración religiosa, "con el fin de fomentar este arte, para muchos hasta ahora desconocido", apunta Ojeda.

Una crepe creado por el Horno de San Onofre con el rostro del 'Ecce homo' ampliar foto
Una crepe creado por el Horno de San Onofre con el rostro del 'Ecce homo'

Las convocatorias de sendas competiciones se harán públicas en la página web del Ayuntamiento de Borja y de la fundación, a la que pertenece la ermita del Santuario de la Misericordia, donde se encuentra la polémica pintura, ahora protegida por un cordón de seguridad.

La intención de los expertos es determinar si es posible revertir el estado de la pintura mural y devolverle su aspecto original, aunque el concejal de Cultura ha adelantado que, independientemente de las conclusiones de la restauradora, las autoridades decidirán qué acción se llevará a cabo. Las posibles son tres: Dejar la pintura como está hoy, tal y como la pintó la vecina Cecilia Giménez; Colocar sobre el actual eccehomo un cuadro del mismo artista que la familia estaría dispuesta a donar; Llevar a cabo la restauración y recuperar la pintura inicial de Elías García Martínez.

Este pasado fin de semana Borja ha celebrado la romería de San Bartolomé, festividad que culmina en dicho santuario. Cientos de vecinos y curiosos han contemplado la imagen del eccehomo que hubo de ser custodiada por vigilantes privados. Un vigilante permanecerá constante allí en tanto permanezca abierto el santuario.

Además el Ayuntamiento estudia registrar la marca 'Ecce Homo' "en todas sus variantes", para evitar que se haga un uso "indecoroso, indebido o grotesco" de la pintura mural que se ha hecho famosa por la restauración perpetrada por una pintora aficionada, informa Europa Press, que asegura que el secretario municipal ya trabaja para registrar esta marca "con el fin de tener la seguridad de que no hay otras personas que puedan registrarlo y que no se hace un uso indebido" de la pintura, del nombre del santuario y de Borja.

Cecilia Giménez, la autora de la intervención en la pintura, recibió el homenaje de sus vecinos tras unos días de mucha presión mediática, presión que llegó a provocarle una indisposición por la que hubo de guardar cama.

Entre tanto la picaresca sobre la imagen creada por esta octogenaria sigue ofreciendo hechos curiosos. Por un lado se baraja reunir en una exposición monográfica toda la obra de Cecilia Giménez, aficionada a la pintura desde hace años.

Además, en Madrid, una pastelería del Mercado de San Miguel (una galería comercial de productos gourmet) ofrecía desde el viernes unas crepes con el rostro del eccehomo de Borja.

Más información