Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catorce películas españolas en el Festival de cine de San Sebastián

Penélope Cruz estará en la sección oficial a concurso con ‘Volver a nacer’, de Sergio Castellitto

Fernando Trueba, Juan Antonio Bayona, Eduard Cortés, Pablo Berger o Javier Rebollo, algunos de los directores que defenderán sus películas en el Zinemaldia

Penélope Cruz junto con Emile Hirsch en un fotograma de 'Volver a nacer'.
Penélope Cruz junto con Emile Hirsch en un fotograma de 'Volver a nacer'.

Está claro que ha sido un espejismo, pero algo es algo. Las preocupaciones en el cine se han tomado esta mañana un pequeño descanso, lo que ha durado la presentación en Madrid de las películas españolas que estarán presentes en la 60 edición del Festival de Cine de San Sebastián, con su director a la cabeza, José Luis Rebordinos. En total serán catorce los títulos de producción española que se verán en el certamen que comienza el próximo 22 de septiembre. Fernando Trueba, Juan Antonio Bayona, Eduard Cortés, Pablo Berger o Javier Rebollo son algunos de los directores que defenderán sus películas en el Zinemaldia, cuya presencia en Madrid ha contado con la asistencia de productores, distribuidores y exhibidores, así como de representantes de televisiones públicas y privadas y de numerosos actores, como Fernando Tejero, Tristán Ulloa, Ana Álvarez, Ernesto Alterio o Manuela Vellés. Ha sido también el primer acto oficial del nuevo director de TVE, Ignacio Corrales, que ha llegado acompañado de Eva Cebrián, directora del área de cine de la cadena pública, y allí se ha encontrado con la directora del ICAA, Susana de la Sierra. La cara de satisfacción de Rebordinos, al final de la mañana, demostraba el éxito de esta convocatoria en Madrid, primera que realiza el Festival de San Sebastián. “No hay mejor sitio que este para presentar la oferta rica y variada de nuestro cine”, aseguraba el director del certamen. Fue una especie de paréntesis dentro de la tremenda preocupación que se vive en la industria cinematográfica tras los recortes de Cultura y la sorpresa de la subida en 13 puntos del IVA, propuesta por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que ha puesto en pie de guerra al sector.

Esto no ha hecho más que empezar. A las 14 producciones o coproducciones españolas anunciadas por el director del Zinemaldia, que estuvo acompañado en la presentación por Maialen Beloki, miembro del comité de selección del certamen, se unirán en los próximos días otros títulos también con participación española y que se mostrarán en la sección Horizontes Latinos, así como el resto de la sección oficial y los ansiados premios Donostia.

Penélope Cruz y Maribel Verdú estarán en la sección oficial a concurso. La ganadora de un Oscar participará con la última película del actor y director Sergio Castellitto, Volver a nacer, basada en la novela de Margaret Mazzantini, publicada en España por Lumen. Cruz y Castellitto ya coincidieron en 2004 en No te muevas, filme con el que la actriz consiguió el premio Donatello. Volver a nacer narra el regreso de una mujer a Sarajevo, ciudad de la que huyó con su hijo tras perder allí a su marido. Maribel Verdú es la protagonista de Blancanieves, de Pablo Berger, una original visión en blanco y negro del cuento de los hermanos Grimm, ambientada en los años 20 en el sur de España. Fernando Trueba buscará la Concha de Oro con El artista y la modelo, una historia en la Francia ocupada en torno a un viejo escultor, interpretado por Jean Rochefort. La otra película a concurso será El muerto y ser feliz, de Javier Rebollo. Será la tercera ocasión en la que Rebollo compita en el festival donostiarra, después de hacerlo en 2006 con Lo que sé de Lola y tres años más tarde con La mujer sin piano, con la que consiguió la Concha de Plata al mejor director. El muerto y ser feliz es una comedia negra sobre un viejo asesino a sueldo que interpreta José Sacristán.

Maribel Verdú, la pérfida madrastra de la 'Blancanieves' de Pablo Berger. ampliar foto
Maribel Verdú, la pérfida madrastra de la 'Blancanieves' de Pablo Berger.

En la sección oficial pero fuera de concurso estarán la esperadísima película de Juan Antonio Bayona, Lo imposible, que narra el infierno de un matrimonio y sus hijos durante el tsunami de Tailandia y que cuenta con un reparto internacional, con EwanMcGregor y Naomi Watts, y ¡Atraco¡, de Eduardo Cortés, sobre un demencial robo de joyas a Eva Perón, después de empeñarlas en un establecimiento en Madrid en 1955 para poder pagar sus gastos en el exilio.

La sección Nuevos Directores contará con Animals, de Marçal Forés; Chaika, de Miguel Ángel Jiménez, y Los increíbles, dirigida por David Valero. Finalmente, en Zabaltegi especiales se podrán ver Baztan, de Iñaki Elizalde, Bypass, de Aitor Mazo y Patxo Telleria, Operación E, de Miguel Courtois, 7 días en La Habana, historia dirigida por Benicio del Toro, Pablo Trapero, Julio Medem, Elia Suleiman, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabio y Laurent Cantet, además de Zuloak, de Fermkin Muguruza.

En este segundo año como director del certamen, Jose Luis Rebordinos resaltó la rica y variada oferta de los títulos españoles seleccionados –“ya veremos el año próximo con la repercusión de la crisis”- y volvió a recordar la decidida apuesta del festival por el cine español y su obsesión por combinar el aspecto cultural y el industrial. “Es una realidad la obligación del certamen con el cine español. Tenemos que mostrar lo que se está haciendo en el cine en España, además de servir de lugar de encuentro de la industria y de intercambio con otras cinematografías. Está claro que la cultura nos hace mejores porque nos permite desarrollarnos como ciudadanos, pero en un festival no podemos olvidar el negocio y la industria”.

Los recortes en Cultura y la subida del IVA planearon, como no podía ser de otra manera, en las conversaciones de los asistentes, como el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, el de los productores, Pedro Pérez o el de los exhibidores, Juan Ramón Gómez Fabra, pero con una sensación de buscar la unidad y hacer frente a la crisis que se avecina si el Gobierno no echa marcha atrás. La directora del ICAA, Susana de la Sierra, se mostró muy orgullosa a nivel personal e institucional con la representación española en la 60ª edición del certamen donostiarra, de la que destacó su calidad y variedad. Sin querer entrar directamente en la polémica sobre la subida del IVA -“no es de mi competencia”-, Susana de la Sierra se remitió a las palabras de ayer del secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, de las que se desprendía sus reticencias y escepticismo sobre la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy, pero sí apuntó que esta subida es incompatible con la política europea de excepción cultural en la que se engloba el cine. “El cine es parte de la cultura y Europa considera a la cultura un tema de excepción cultural. No solo Europa, también la Organización Mundial del Comercio y la Unesco”.

El oasis y la armonía en el interior de la Academia de Cine contrastaba con los gritos, protestas y pitidos ante la cercana sede del Partido Popular.