En el paraíso de los frikis

Miles de aficionados al cine y directores fanáticos se reúnen en la Comic-Con

El actor Trey Moore vestido de Superman en la Comic-Con / Denis Poroy (AP)

Incluso antes de que El caballero oscuro: la leyenda renace llegue a las pantallas tanto Hollywood como los fans están pensando en lo que viene después, en los filmes que alimentarán las ganas de ir al cine de una generación que cada vez llena menos salas. Y qué mejor escaparate que la última edición de la Comic-Con, donde tres genios se ganaron el fervor de los 130.000 asistentes a la Mayor Celebración de las Artes Populares, como se autodenomina el foro que anualmente se celebra en San Diego. Allí Quentin Tarantino, Guillermo del Toro y Peter Jackson dejaron claro el pasado fin de semana que ellos también son frikis. “Soy un fan que hace películas para fans”, resumió el neozelandés al presentar las primeras imágenes de El hobbit: un viaje inesperado ante una audiencia enfebrecida. La misma respuesta que obtuvo el mexicano al mostrar su “gigantesco regalo de Reyes” que prometió a sus seguidores con Pacific Rim, su próximo estreno, que definió como “una película porno de robots”, un gran espectáculo donde monstruos gigantes se enfrentan a robots gigantes en un mundo al borde de la destrucción. Y el realizador estadounidense tampoco se quedó atrás con ese spaghetti western que es Django desencadenado, película con todo lo que se puede esperar de una obra de Tarantino centrada en la historia de “un esclavo convertido en cazarrecompensas a la captura de hombres blancos”.

Los tres directores comparten la pasión, el fervor de sus seguidores y un sentimiento de aventura que es la base de su cine. “Han sido 13 años desde que la idea de Django desencadenado me vino a la cabeza”, recordó Tarantino comparándola con una de sus mejores y más laboriosas obras, Kill Bill. “Ha sido algo así como la aventura de mi vida”, admitió de un largometraje en el que participan Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson y Don Johnson. “No es un filme sobre la esclavitud, sino una historia clásica de aprendiz y maestro como Yoda y Luke Skywalker” o las películas de Sergio Corbucci, padre del spaghetti western y “padrino espiritual” de un filme que incluso “toma prestado” el nombre del protagonista.

Para Del Toro el viaje hasta Pacific Rim también ha sido “catártico”, una experiencia que le salvó de la depresión en la que entró después de que el proyecto en el que llevaba invertidos 10 años, Mountains of madness, se fuera a pique dadas sus similitudes con Prometheus. “Soy humano y todavía no he podido ir a verla”, confesó a este periódico Del Toro que también se salió de la nueva versión de El hobbit: un viaje inesperado. Sin embargo, aquel fracaso no parece dolerle tanto. “Al revés. Me parece un final feliz que ambas películas estén aquí con los directores que necesitaban. Es lo que llamo una gran aventura”, subrayó. Pacific Rim es el proyecto de mayor alcance, y presupuesto, del realizador de El laberinto del fauno. “Tanto dinero puede volver a uno vago o loco”, y Del Toro prefirió lo segundo, fiel a su visión y estilo. “Y nunca me divertí tanto”, remató.

La misma satisfacción que sintió Jackson al volver a la Tierra Media. “El viaje comenzó con el deber de llevar a buen puerto una historia de la que me sentía responsable y no acababa de arrancar”, recuerda de los numerosos problemas iniciales de una película que iba a dirigir Del Toro. Después, confesaba, “fue como conocer al hermano de mi otro hijo, la trilogía El señor de los anillos”. Con tal de devolver al público a las salas Jackson está dispuesto a reinventar la rueda, con un nuevo sistema de proyección a 48 fotogramas por segundo que aumenta el sentimiento de inmersión del espectador en esa experiencia mágica que es el cine para estos tres grandes frikis<CF1001>.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana