Selecciona Edición
Iniciar sesión

Escritores de la Generación K(indle)

Las editoriales fichan a autores que han vendido miles de copias de sus historias para Amazon

Ampliar foto
Esteban Navarro aboga por “mover libros en las redes sociales” y considerar la opinión de los lectores.

Qué tienen en común un policía de Huesca, un informático de Madrid y una optometrista de Alicante? Los tres pertenecen a un grupo de alrededor de quince escritores que comenzaron autoeditando sus novelas y a venderlas en Amazon por menos de un euro. Algunos de estos autores venden 2.000 e-books a la semana, cuando en España un libro impreso en papel que alcanza la misma cifra (en total, no en una semana) se considera un éxito. Estos escritores forman parte de la Generación K(indle). Las editoriales, que antes rechazaban sus manuscritos, ahora se interesan por ellos y los fichan para publicar en papel los best sellers de Internet. Esteban Navarro, que trabaja en la comisaría de Huesca, ha llegado a vender 2.000 e-books a la semana con Los fresones rojos, una novela policiaca que protagoniza su alter ego, “el policía nacional Moisés Guzmán, destinado en la Oficina de Denuncias de la Comisaría de Huesca”. Junto a Navarro, Blanca Miosi, César García Muñoz, Fernando Trujillo y Bruno Nievas forman parte de los autores con éxito en Amazon que publican en papel con la editorial B de Books. “Son todos ellos autores de ficción comercial de primera calidad, que llegan a nosotros avalados por miles de lectores que ya se han enganchado a sus historias y a sus tramas adictivas. Escriben como nosotros publicamos, es decir, pensando en el lector y en garantizarle el mejor entretenimiento en forma de novela. Se identifican perfectamente con nuestra línea editorial. Al publicarlos en papel los ponemos al alcance de todos los lectores, no sólo los digitales. Además, los publicamos a un precio excepcional para una novela inédita en papel”, explica la editora de B de Books Lucía Luengo. Eloy Moreno, un informático del Ayuntamiento de Castellón, puede considerarse el precursor en España de los autoeditores que han conseguido las ventas a través de Internet y de las redes sociales. Moreno editó de su bolsillo en papel El bolígrafo de gel verde, y se encargó de su promoción. La novela tuvo tanta repercusión que Espasa la publicó en enero de 2011 con una importante campaña de comunicación. De esa forma, el autor consiguió que su obra se pudiera encontrar en la mesa de novedades de todas las librerías de España.

John Locke es el autor que, por ahora, ha puesto el listón más alto en la autoedición electrónica. Este escritor de Kentucky, de 61 años, consiguió vender un millón de e-books con distintas novelas en Amazon en tan solo cinco meses, convirtiéndose en el “autoeditado” de mayor éxito. Sus novelas se venden por 99 centavos de dólar. Locke recibe por cada venta alrededor de 35 centavos. Por tanto, en junio de 2011, el autor ya había cobrado en concepto de royalties unos 350.000 dólares. En ese mismo mes, lanzó un libro electrónico, con un precio de tres dólares, explicando la receta para vender un millón de e-books. En agosto, firmó, según explicaba The New York Times, un contrato con la editorial Simon & Schuster para editar sus novelas en papel. A principios de año, B de Books publicó en España Gente letal, una novela de Locke que cuesta 12 euros en papel y 2,84 para Kindle. Locke fue el pionero. Con él comenzó el trasvase de obras de Amazon al papel.

“Empecé presentándome a concursos, pero es muy difícil ganar alguno porque a veces da la sensación de que los premios están dados de antemano. Hay que tener mucha suerte y supone un gasto importante porque piden cinco ejemplares que hay que fotocopiar y enviar”, explica Esteban Navarro, que presume de haber sido el primero que propuso Generación Kindle para denominar al grupo de superventas de Amazon. Los concursos, según Navarro, forman parte de los cinco métodos de publicación. Antes del concurso, el primer camino es enviar el original a una editorial. “Su obra no encaja en nuestra línea editorial”, dice Navarro que es la respuesta habitual. El tercer método es la coedición con una editorial, donde el autor puede llegar a financiar la edición. “El coste y el riesgo son para el escritor. Coeditar 1.000 ejemplares le puede costar al autor entre 3.000 y 5.000 euros”. Como pasa con la autoedición, el escritor se tiene que ocupar hasta de distribuir la obra por las librerías y promocionarla. “Recorrí muchos pueblos para vender 300 ejemplares”. El último elemento de la lista de Navarro es Kindle, que considera que es “la panacea”. Para lograr las ventas, “el secreto está en saber mover los libros en las redes sociales y darle la importancia que tienen a los comentarios de los lectores”. Fernando Trujillo es informático, vive en Madrid y tiene 38 años. En sus ratos libres escribe novelas para Amazon y ha vendido 25.000 e-books en los últimos 19 meses. “Antes las editoriales me rechazaban y ahora, gracias al libro electrónico, consigo vender y llegar a lectores de todo el mundo. Acaba de publicar El secreto del tío Óscar, uno de sus e-books más vendidos, en edición de bolsillo. César García Muñoz, que ha firmado varios libros con Trujillo y juntos han llegado a vender 7.602 ejemplares en un mes, considera que Trujillo, con más de diez libros publicados en Amazon, “es el pionero y el gurú de la autoedición para Kindle en España. Ha ayudado a muchos de los que vinieron detrás explicándoles desde cómo gestionar la cuenta de escritor en Amazon hasta cómo promocionar los libros”.

Todos ellos escriben como nosotros publicamos, pensando en el lector y en garantizarle el mejor entretenimiento”

Lucía Luengo

El escritor Jonathan Franzen, en una defensa del libro en papel, aseguró que “los lectores serios siempre prefieren las ediciones impresas”. Al parecer, el papel también atrae a los escritores que se autoeditan en Internet. La oferta de B de Books consiste en ceder los derechos digitales y dar el salto al papel. En opinión de Fernando Trujillo, “el libro impreso sigue siendo el formato dominante. Mucha gente ni siquiera sabe lo que es un lector de libros electrónicos, piensan que se lee en un ordenador. A día de hoy el formato digital tiene que enfrentarse con el clásico miedo a lo nuevo, al progreso, mientras que el formato impreso no presenta esos inconvenientes. El formato impreso también tiene asociado cierto prestigio y la ilusión de que una editorial puede ayudarte a vender más en el mundo digital”. Navarro cree que “da la impresión de que en digital puede publicar cualquiera”. La escritora Blanca Miosi explica: “No es una época en la que se venda demasiado en Amazon, por eso creo que los primeros lugares deben estar alrededor de los 50 o 60 libros diarios, hablo de Amazon.es; en cuanto a Amazon.com, el promedio para alcanzar el primer lugar debe ser de alrededor de 100 descargas diarias, que son las que tiene La búsqueda”, una novela con la que lidera las ventas de libros en español en Amazon.com (Estados Unidos). Miosi, que publicó en papel, antes que en ebook, ha vuelto al papel el mes pasado de la mano de B de Books con El manuscrito. “Se está comprobando que muchos de los que autopublican en Amazon son escritores dignos de ser respaldados por una editorial. De manera que no se trata de prestigio sino de tratar de abarcar la mayor cantidad de público posible, porque todavía hay lectores aferrados al papel”. Eva García Sáenz, una optometrista de 39 años que vive en Alicante, publicará este mes en La Esfera de los Libros, en papel, La saga de los longevos, una novela que ha estado más de nueve semanas en el número uno de los más vendidos de Amazon. “No ha bastado con publicar en Amazon para llamar la atención de las editoriales. Ha habido un trabajo previo y en solitario muy intenso, y ya no hablo de la escritura de la novela, que me llevó tres años de esfuerzo continuado por las noches, sino de mi empeño en que, pese a ser autopublicada, la novela y todo lo que le rodease fuera profesional y tuviese un acabado digno. Para eso contraté yo misma un equipo de diseñadores profesionales, diseñé la web y el blog, llenándolo de contenidos extras, y después llegó el subirlo a Amazon y darlo a conocer”. La escritora asegura que recibió las ofertas de varias editoriales para publicar en papel. “Me pidieron el manuscrito, para valorarlo vía urgente, y varias me hicieron sus propuestas. A partir de ahí, el procedimiento sí que ha sido en convencional: firmar un contrato, correcciones, galeradas y plan de marketing y lanzamiento para que La saga de los longevos esté antes del verano en todas las librerías y grandes superficies de España. Aunque no todos los autores de novelas para Kindle han accedido a firmar con una editorial. Que el autor controle desde la redacción de la novela hasta la publicación, pasando por la edición del libro electrónico y el diseño de la portada, puede resultar muy atractivo siempre que las ventas acompañen, como explica Pilar Alberdi, una autora que ha logrado colocar varios de sus títulos en la lista de los más vendidos de Amazon. “Soy una persona bastante independiente y el hecho de preparar el archivo, elegir la portada y otras labores propias de este tipo de edición, más que una dificultad, ha sido un motivo de superación. He recibido buenos consejos. Creo que en esto los escritores somos solidarios y nos ayudamos mutuamente. Pienso que formarse para labores de edición a través de cursos también es muy útil. El año pasado hice un par de ellos, de corrección ortotipográfica y de estilo, que siempre vienen bien. En resumen, creo que poco a poco podré dominar mejor todo el proceso de edición”.

Más información