La ganadería de Fuente Ymbro termina con la tradición de las cogidas

Se trata de la séptima participación de la ganadería gaditana en el encierro de Pamplona

La carrera termina con cuatro heridos por contusiones

Los mozos corren ante los toros de Fuente Ymbro. / RAFA RIVAS (AFP)

Quinto encierro de Sanfermines en el que los corredores habituales han disfrutado de buenos momentos frente a las astas de los toros de Fuente Ymbro. La séptima participación de la ganadería gaditana en el encierro de Pamplona ha terminado con cuatro heridos por contusiones, uno de ellos un fuerte traumatismo craneal al final de la calle Estafeta. Este encierro ha servido también para romper la curiosa estadística que decía que los Fuente Ymbro dejan heridos por cornada en los años pares. El de 2012 ha dado pie a ello, pero pese a los sustos tanto en la Plaza Consistorial como al inicio de Estafeta, los 3 minutos y 12 segundos de carrera por las calles de la capital navarra ha terminado sin heridos por asta de toro.

El recorrido del encierro se realiza por las estrechas calles del casco viejo y muchos vecinos de la zona logran unos ingresos extras alquilando sus ventanas y balcones para presenciar la carrera, debido a la práctica imposibilidad de hacerlo a pie de calle sin peligro. El precio medio de un puesto en un buen balcón ronda los 40 euros. Hay, no obstante, trucos para ahorrarse pagar y ver el encierro. El más fácil, quedarse en el recorrido como corredor refugiado en los puntos en los que se cree que los toros no se fijarán. Pegados a las paredes suele haber muchos corredores-espectadores y hoy, los que lo hacían en el lado izquierdo de la calle Estafeta se han dado cuenta de que no es bueno confiarse, ya que los Fuente Ymbro han barrido estrechamente ese flanco y las astas han rozado a varios de los que se encontraban parados en esa parte del recorrido.

Dos de los toros de hoy han tenido protagonismo. Por un lado, Marqués, marcado con el número 42, que llegaba a Pamplona por segunda vez. El año pasado había sido elegido por el mayoral, Alfonso Vázquez, para ser lidiado en los Sanfermines, pero el reconocimiento veterinario rechazó su concurso. Este año ha vuelto y los corredores sabían que un toro, el Jabonero, de pelo blanco, ya conocía Pamplona.

El 41, Infundio, cerraba la manada esta mañana y con él se han tenido que emplear a fondo los dobladores en la arena de la Plaza de Toros. El encierro le ha supuesto una lesión en los cuartos delanteros y ha tenido problemas para alcanzar la puerta de los chiqueros. El reconocimiento veterinario dirá si es apto para ser lidiado por la tarde o es sustituido por uno de los sobreros. La lesión de Infundio abrirá entre los aficionados taurinos uno de los debates más repetidos en Pamplona, el de si es bueno o no para el desarrollo de las corridas que los toros corran los encierros en la ciudad navarra. Interesante debate para la hora de la merienda en el quinto festejo de la Feria del Toro, que protagonizarán los Fuente Ymbro frente a César Jiménez, Rubén Pinar y Jiménez Fortés.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Pity' (1795), de William Blake. Cuadro basado en 'Macbeth'. Colección del British Museum, Londres.

450 años de Shakespeare

Fuente de fertilidad literaria, el dramaturgo y poeta sigue siendo el escritor que corre más por las venas de los autores del presente. Un estímulo que alimentan novelas, películas o series

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana