Tintoretto, restauración en directo

El Museo Thyssen monta el espectáculo con la intervención en público de 'El Paraíso'

Limpieza de 'El Paraíso', de Tintoretto, en el Museo Thyssen-Bornemisza. / MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA

Está en el mismo lugar que ocupa desde hace casi 20 años: a la derecha del gran hall del Museo Thyssen. Pero desde hace unos días solo se le puede ver a través de los cristales de la caseta blanca construida expresamente para este gran óleo de 169,5 x 494 centímetros. Aprovechando la moda de las restauraciones espectáculo, los responsables del museo no han dudado en intervenir públicamente a una de las joyas de la colección: El Paraiso, pintado por Tintoretto hacia 1588 para decorar la Sala del Maggior Consiglio en el Palacio Ducal del Dogo, en Venecia.

Detalle de 'El Paraíso', de Tintoretto. / MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA

Las cicatrices del paso del tiempo y de los inadecuados barnices reclamaban desde hace tiempo la intervención quirúrgica que hoy mismo empieza y que se prolongará a lo largo de un año. Además de seguir el trabajo de los expertos, capitaneados por el jefe de restauración del museo, Ubaldo Serrano, los visitantes pueden ver el estado actual de la composición en una de las salas de la ampliación en la que las imágenes dan cuenta del aspecto de cada detalle de esta obra dedicada a la Coronación de la Virgen con el Espíritu Santo como eje de la escena. Junto al cuadro, ya están preparados todos los utensilios necesarios sobre dos mesas de hospital colocadas delante del lienzo.

Esta es una de las primeras ocasiones en las que se puede contemplar en vivo el trabajo de los restauradores. Guillermo Solana, director del museo, explica que se acaba así un tiempo en el que el trabajo de los expertos se hacía de manera secreta, fuera de la mirada del público. "Ahora se puede ver lo que se hace con un cuadro y como se hace. Hay un interés apasionado por parte del público por contemplar la labor de estos artesanos del arte. En países como Italia, es algo frecuente."

Financiado por Bank of America Merrill Lynch, el trabajo consistirá en revisar, limpiar y restaurar el cuadro. "No se trata de ponerlo más bonito", advierte el jefe de restauración, "sino de que vuelva a su estado original". Cuando todo esto acabe, la actual exposición se sustituirá por otra en la que se muestren al público los secretos que se vayan descubriendo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana