Un musical a lo bestia

Las cómicas Diabéticas Aceleradas presentan hoy en Madrid su espectáculo 'Más burras que nunca', una parodia a base de teatro y cabaret de la España cañí

Las monumentales producciones musicales que jalonan la Gran Vía madrileña van a tener este jueves una competencia de armas tomar: además de peleona y canalla, de lo más cañí. Las Diabéticas Aceleradas, la formación cómica que en su día vio pasar por sus filas a figuras como La terremoto de Alcorcón, estrena este jueves su nuevo espectáculo: Más burras que nunca, el musical. El pase, que tendrá lugar en la sala Ohm, será una función única, que se repetirá en una versión reducida al día siguiente en la plaza de Chueca, como parte del programa de las fiestas del Orgullo Gay, que se celebran este fin de semana. Y más adelante, girarán “en donde nos contraten”.

Cartel del espectáculo 'Más burras que nunca'

“Hace siete años que no pisamos los escenarios de Madrid, y nos apetecía mucho volver”, cuenta Pep Noguera, uno de los integrantes, al teléfono dos días antes del evento. Originaria de Mallorca, la troupe había pasado este tiempo girando por la zona del Mediterráneo. Tras este intervalo, lo que llevan a la capital es, además de una caricatura de los grandes musicales, una sublimación cómica de los defectos, virtudes y grandes momentos surgidos del folklore nacional. Sobre las tablas, eso se traducirá en un despliegue de disfraces, pelucas y peinetas. Y, sobre todo, referencias a muchos nombres y situaciones conocidos. “No hacemos números, lo que hacemos es teatro, cabaret y parodias”, cuenta Nogueras.

Entre los sketches que montarán destaca uno con cuatro folklóricas: Mari Trini, Rocío Jurado, Rocío Durcal y Lola Flores. “Hacemos como que nos hemos convertido en angelitos que bajan a la Tierra a hacer un concierto”. ¿Otros? Uno en torno a los anuncios que Sara Montiel y María José Cantudo colgaron en una web inmobiliaria para vender sus pisos, sin ninguna ficción de por medio. “Lo que ellas dicen en esos vídeos no se puede guionizar”.

Aunque los personajes que parodian son todos reales, lo que buscan las Diabéticas es todo lo contrario a la ofensa o el agravio: quieren, ante todo, hacer reír. “Que nos hace mucha falta a todos. Es muy sano para el corazón y para todo”. Moralinas, ninguna. “Ni queremos mandar un mensaje, ni tampoco usamos el método Stanislavski para actuar”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana