Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

José Cardona, ‘El Persa’, artista inclasificable

Fue dibujante, escritor y creador de inventos imposibles

José Cardona, 'El Persa'.
José Cardona, 'El Persa'.

El pasado martes falleció en Valencia José Cardona, El Persa, artista polifacético, inclasificable y tan desconocido por el gran público como amado por los pocos que tuvieron la suerte de conocerle a él y a su obra dispersa. La editorial valenciana Media Vaca publicó hace cinco años una magnífica antología de sus textos, dibujos e historietas y la madrileña Rey Lear sacó en 2009 su colección de relatos El mar en una botella. Irrecuperable es su literatura oral, tan importante como la obra que dejó escrita.

Nacido en 1943, José Cardona se formó en el kiosco que había debajo de su casa, regentado por un teósofo, gracias al cual conoció antes al Dalai Lama que al Papa, algo inaudito en la España de la época. Saberes tan dispares como la poesía de Borges, la mecánica popular o la filosofía esotérica se mezclaron en su singular bagaje cultural. En 1980 Tomás March, que ya había editado varias obras de El Persa, publicó el libro de instrucciones de un pequeño electrodoméstico, la Mascarilla Masticadora Bowebraü, artilugio que, a modo de buche de pelícano, permitía a las personas apresuradas engullir los alimentos. El artefacto, que solo existía en la imaginación de El Persa, adquirió un renombre sorprendente y hubo quienes dieron por fabricado el ingenio; el Persa recibió cartas de distribuidoras de electrodomésticos y agencias de publicidad, aunque también quejas de médicos que temían que el uso continuado de la mascarilla acabara atrofiando las mandíbulas.

José Cardona era además un dibujante de impecable destreza, lo que le permitió sobrevivir a base de trabajos alimenticios, como sus increíbles series de recortables publicados en Cataluña. Murió en la más absoluta pobreza.