Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Fernando Marías ingresa en la Real Academia de la Historia

Especialista en la época Moderna, ha publicado numerosos libros sobre Velázquez y El Greco

El catedrático de Historia del Arte Fernando Marías pronuncia su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia EFE

El catedrático de Historia del Arte de la Universidad Autónoma, Fernando Marías (Madrid, 1949), ha ingresado esta tarde en la Real Academia de la Historia (RAH) con un discurso titulado Pinturas de Historia, imágenes políticas. Marías recibirá la medalla número 24, vacante tras el fallecimiento de José María López Piñero. Su ingreso fue propuesto por los académicos Carmen Sanz Ayán, Martín Almagro Gorbea y José Luis Díez.

Especialista en la historia de la arquitectura y el arte español de la Época moderna, ha publicado casi tres centenares de artículos de investigación en estos campos (algunos traducidos al inglés, francés, italiano, portugués, griego, húngaro, polaco y japonés), en un arco temporal que va del siglo XV (El Bosco, Pedro Berruguete, los Reyes Católicos) al XVIII. De sus exhaustivas investigaciones sobre El Greco han resultado varios libros, como El Greco, biografía de un pintor extravagante (1997) o El Greco y el arte de su tiempo. Las notas de El Greco a Vasari (1992). Velázquez es también otro de sus grandes quebraderos. A él le ha dedicado varias obras, como Las Meninas (1999) o Velázquez, pintor y criado del rey (1999).

Según la RAH, “su aportación a la historia del arte y la arquitectura, como historia antropológica del arte, ha partido de su consideración como objetos primariamente humanos y por lo tanto históricos (políticos, religiosos, funcionales e ideológicos), insertables y solo analizables en el marco de una historia de la cultura, a la que contribuyen con su específica construcción de una cultura de imágenes, y no exclusivamente como productos de una historia del arte en tanto que sucesión autónoma de objetos artísticos, sin conexión con sus diferentes contextos”.

Más información