“No entiendo las críticas al retrato de Cascos, con la que está cayendo”

Antonio López se muestra dolido por la polémica en torno a los 190.000 euros que costará la obra. El pintor detalla como será el cuadro del Rey en la Maestranza de Sevilla

El pintor Antonio López, durante una visita a Sevilla el pasado mes de diciembre. / GARCÍA CORDERO

Antonio López conoció a Álvarez Cascos (Madrid, 1946) cuando el expresidente del principado de Asturias era ministro de Fomento. Le encargó entonces uno de los trabajos “más maravillosos posibles”: las cabezas escultóricas gigantes para la estación de Atocha. Ahora, el artista volverá a tratar con Cascos para un encargo bien diferente: el retrato protocolario que dará cuenta de su paso, entre 2000 y 2004 por la Administración central. El exministro escogió a Antonio López para que le inmortalizara, y su sucesor, José Blanco, dio el visto bueno en 2010. El encargo fue formalizado a través de la galería del pintor, Marlborough, la misma en la que María Porto, la tercera esposa de Cascos trabajó como directora. El coste es de 190.000 euros, más del doble del polémico retrato de José Bono (82.000 euros).

“Todavía no he cobrado ni un euro”, puntualiza el pintor, quien no entiende que la polémica esté creciendo como la espuma. “Con la que está cayendo en España, con unos problemas de una magnitud tremenda, no entiendo las críticas al retrato de Cascos.”

Antonio López adelanta que hasta que no concluya el cuadro de la familia real (sigue manteniendo que lo entregará por la festividad de San Juan la semana que viene) no empezará el de el político asturiano. Aunque no ha tomado medidas del retratado, si tiene claro el proyecto. Tendrá un formato inusual para este tipo de trabajos. “Será un conjunto pictórico-escultórico. La cabeza pintada se mezclará con la esculpida. También es cierto que tengo que esperar a que a él le parezca bien mi planteamiento”.

No entiende el artista que el gasto de 190.000 euros pueda ser malentendido por una población que solo oye hablar de recortes y de paro. “No puedo decir si es mucho o poco. Solo digo que a diario oímos hablar de cantidades escalofriantes que no sabemos donde están”. ¿Ha influido el conocimiento que tenía de la esposa de Cascos durante el tiempo en que fue directora de su galería?. “No lo creo. Pienso que ha sido más cosa de él”.

El cuadro de Bono

Cuando se le dice que no debiera extrañarse después de la polvareda provocada por el retrato del expresidente José Bono, obra de Bernardo Torrens, Antonio López reitera su sentimiento de dolor, porque le parece terrible que el arte sea objeto de atención solo por el coste de las obras.

Al margen del retrato del expresidente del Principado de Asturias, Antonio López está enfrascado en otros dos nuevos proyectos que tienen a Sevilla como protagonista. Uno es un retrato del rey Juan Carlos en la Maestranza y el otro es un paisaje en el que la ciudad antigua (Giralda, Torre del Oro…) se funden con la modernidad. “En el caso del retrato del Rey, financiado por La Real Maestranza, se trata de que la figura del monarca aparezca rodeado de detalles esenciales de Sevilla que aún no tengo muy definidos”.

Sobre el paisaje sevillano, explica que en proyecto que quería hacer desde hace muchos años, pero que no se acababa de decidir. “No quiero que sea de un tamaño mayor a los de Madrid. Tengo vistos varios puntos, pero no me decanto”. Concluye asegurando que ni se ha cansado de Madrid ni ha terminado sus Gran Vías pendientes. “Es bueno trabajar en otros proyectos sin que eso suponga que abandono mis temas de siempre”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana