60 minutos en el paraíso de Aldecoa

Juan Cruz presentó anoche 'Aldecoa, la huida al paraíso', un documental sobre los viajes del escritor de cuentos a las islas Canarias

Ignacio Aldecoa (Vitoria, 1925-Madrid, 1969), conocido como el gran cuentista de la posguerra, tiene todavía mucho que contar. Y de eso se encarga Juan Cruz, que ya quedó prendado de sus cuentos en el tiempo que fue director de Alfaguara, cuando se empeñó en publicar su obra completa. Ahora el escritor y periodista vuelve a impulsar al literato, esta vez a través de Aldecoa, la huida al paraíso, una película documental de 60 minutos, que se presentó anoche en la Fundación Juan March, basada en un libro de relatos sobre sus viajes por todas las islas Canarias en los años sesenta. A las descripciones de Aldecoa les pone voz Iñaki Gabilondo, y la cinta ha sido dirigida por Miguel G. Morales y producida con la colaboración de Televisión Española.

La idea surgió hace muchos años, cuenta Juan Cruz, en Tenerife, en el despacho de José Arozena, un abogado amigo suyo que casi no tenía pleitos, pero sí libros. "Me llamó la atención una fotografía que tenía sobre su mesa, un señor muy guapo, muy bien peinado... Era Ignacio Aldecoa, y yo no había leído nada suyo hasta entonces. Años después, trabajando en la recopilación de sus cuentos para Alfaguara me topé con un librito que se llama Cuaderno de Godó, que escribió en Canarias". A partir de entonces a Cruz, como buen tinerfeño, se le metió entre ceja y ceja que había que hacer una película sobre estos textos que dibujaban la cara más desconocida de su tierra.

El resultado es Aldecoa, la huida al paraíso, un recorrido por la geografía que Aldecoa siguió para huir hacia lo que él consideraba el paraíso, que son sobre todo las islas orientales del archipiélago: Lanzarote y La Graciosa. En esta última, el escritor encontró un islote prácticamente deshabitado, en el que solo moraban pescadores con infinitas historias que contar y que fue anotando, que luego inspirarían muchos de sus cuentos. "En Canarias Aldecoa encontró un monumento a la soledad", dice Juan Cruz. "Si en los años treinta los surrealistas descubrieron que Tenerife era un puñetazo en el cielo, Aldecoa descubrió en La Graciosa, Lobos, y todos esos islotes que representan el sigo XX canario, un puñetazo en el mar".

El escritor Ignacio Aldecoa.

La película es una narración apoyada en los textos de Ignacio Aldecoa, en la que intervienen sus amigos Mario Camus, José Luis García Sánchez, Juan Luis Galiardo, Juan Diego y, como no, la hija del escritor, Susana Aldecoa. Todos sus testimonios tienen que ver con la descripción que se hace de la figura del autor vasco, que era un hombre de unión de la amistad o, en palabras de Juan Cruz, "una especie de gran sacerdote de la reunión perpetua de amigos, como Rafael Azcona, Alfonso Sastre, Caballero Bonald...".

Su hija Susana contó durante la presentación de la película la obsesión de su padre por encontrar paisajes aislados, en los que él pudiera sumergirse en la soledad de la geografía: "Para él los paraísos siempre estaban lejos".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana