La ciencia empieza en los conceptos

Miguel Artola y José Manuel Sánchez Ron publican 'Los pilares de la ciencia',

Es un volumen abarcador que se separa de la tradicional narración cronológica

Dos galaxias cercanas a una colisión, tomadas por el telescopio Hubble, en 2002. / EPA

En sus múltiples ramificaciones, la ciencia también puede ser abordada desde diversos puntos de vista. En un intento por proporcionar una mirada diferente a la tradicional narración basada en la línea temporal, el historiador Miguel Artola y el físico, historiador de la ciencia y académico de la lengua José Manuel Sánchez Ron han concebido Los Pilares de la ciencia (Espasa), que concentra en alrededor de 800 páginas un repaso de vocación integral por las matemáticas, la física, la química, la biología, la medicina, la geología, la astronomía y la cosmología, presentadas a través de los conceptos fundamentales que las definen desde sus orígenes a la actualidad.

“Se trata de un planteamiento distinto, donde lo que se cuenta son dos cuestiones: por un lado, las metodológicas, y por el otro un índice de temas singulares, cada uno tratado de principio a fin”, explica Artola. “El objetivo no es construir una historia de la ciencia siguiendo una pauta cronológica”, agrega Sánchez Ron, “sino que nos hemos centrado en buscar las bases, los pilares de la ciencia”.

Se trata de un planteamiento distinto, donde lo que se cuenta son dos cuestiones: por un lado, las metodológicas, y por el otro un índice de temas singulares, cada uno tratado de principio a fin", Artola

Partiendo de una introducción que sitúa al lector en el comienzo del viaje del descubrimiento científico humano, surgido de la observación, la exposición se mueve hacia la chispa que prendió la especulación, que llevó a la verificación y la subsiguiente comunicación de los hechos científicos, todo ello derivado en la demolición de los sistemas especulativos y finalmente la revolución científica. “No solo nos ocupamos de las ideas, sino también de elementos de índole social o socioeconómica, que también son esenciales para la construcción de la ciencia”, señala el académico de la lengua.

A partir de ahí, el libro da paso a la presentación en capítulos individuales de los puntales que sustentan el edificio de la ciencia, como son la fuerza, el cálculo, la composición de la materia o la cuántica, entre otros cuantos. Aunque expuestas conceptualmente separadas las unas de las otras, en el mundo físico esas ideas están inextricablemente relacionadas, lo que ha supuesto una dificultad a la hora de presentarlas, según explica Sánchez Ron. La solución: cada capítulo presenta referencias cruzadas; nombres, fechas y datos que se repiten.

Para llegar a esos números primos de la ciencia, los académicos han invertido alrededor de dos años de aportaciones en común. “Primero nos pusimos de acuerdo en qué clase de libro queríamos hacer, y decidimos que no queríamos hacer nada exclusivamente cronológico o por países”, indica Artola. “Luego acordamos el índice y realizamos un borrador, que Sánchez Ron redactó”.

No se trata de una mera introducción, y también es autocontenido, es decir, que el lector no necesita de otras herramientas para entenderlo", Sánchez Ron

Para acercar el texto a todos los públicos, el lenguaje utilizado es claro y conciso, sin abusar de los tecnicismo ni los términos científicos. “Aunque no hay concesiones con el rigor, el objetivo es que lo pueda entender cualquier persona”, apunta Sánchez Ron. Como garantía, aduce, está el hecho de que uno de los dos autores, Artola, no es científico de formación: “Esto es beneficioso, porque así nos aseguramos de que no hay ideas que se dan por sentadas”.

Además de comprensible, el libro, aseguran, es también abarcador. “No se ha quedado nada fuera”, dice Artola convencido. “Es un libro ambicioso, no se trata de una mera introducción, y también es autocontenido, es decir, que el lector no necesita de otras herramientas para entenderlo”, añade Sánchez Ron.”Es un texto que no es simple divulgación, sino que plantea cómo explicar la ciencia, que también se puede explicar aislando los problemas fundamentales. Las soluciones pueden ser muy complicadas, pero si uno comprende cuál es la cuestión planteada, comprende lo que está pasando con la ciencia”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

España es el tercer país que más inversión pide al ‘Fondo Juncker’

Bruselas identifica 60 proyectos en suelo español, la mitad en redes de transporte

Vicky Peña: “Hay que pasar página, pero antes hay que leerla”

La actriz interpreta ‘El largo viaje del día hacia la noche’, sobre la felicidad y el fracaso

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana