La tarde española

La presencia de bandas locales en el Sónar se hace evidente preparando la esperada actuación de John Talabot

El dúo Lolo y Sosaku.

La segunda jornada del Sónar amanecía tímida per con ritmo constante. Y con un patrón común: la producción local. En el festival de música avanzada se potencian los proyectos atrevidos allende los mares y también del mercado doméstico. Es lo que pasa cuando uno se cree lo que hace. Con valentía y sol en mediodía arrancaba Fábel. Con su propuesta este gaditano afincado en Barcelona cambia el traje de disc-jockey por el de productor musical y ha demostrado un buen control del dub tranquilo. No esconde sus referencias jazzísticas, y hace bien. Justo despúes Lolo & Sosaku –argentino y japonés, respectivamente, residentes en Barcelona- han regalado su muestra de ruidismo casi primitivo basado en juguetes y en la saturación.

En Sónar, festival que se reinventa a cada segundo, este año hay un espacio para el sello independiente catalán Bankrobber, causante de gran parte del nuevo folk y pop catalán tan en boga. Y también saben hacer bailar. Ha sido muy bienvenido el show que ha montado Guillamino, hombre del Renacimiento, con Diego Armando, alter ego de Xavier Riembau y pinchadiscos habitual en Barcelona. Como cabía esperar, desde el pop bailable al dubstep gamberro, pasando por los omnipresentes aromas del techno de Detroit.

Otra perla local: Stand Up Against Heart Crime. Grupo tildado de oscuro, pero es más bien de pop serio. Y no lo han hecho nada mal. El público ha respondido bien, con los habituales zarandeos de cabeza que nos trae la modernidad.

El día pasa con rapidez y bochorno en el Sónar esperando el colofón barcelonés: la actuación de John Talabot en el subterráneo SonarHall. Todo son parabienes para este músico catalán aunque deberá refrendar en casa todas las buenas críticas que colecciona.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Omar Treviño Morales, un capo con oposición

El Z-42 es señalado como responsable de la muerte de migrantes centroamericanos y el ataque al Casino Royale

La violencia no cesa en el principal puerto del Pacífico colombiano

Human Rights Watch denuncia las atrocidades en Buenaventura

¿Se puede impugnar a Rousseff?

Un proceso para sustituir a la presidenta brasileña no es sencillo. El mayor riesgo al que se somete la mandataria es el de encubrir delitos

EL PAÍS RECOMIENDA

Condena a Francia por no prohibir cachetes a los niños

El Consejo de Europa adopta el veredicto por unanimidad

156 millones ven una verdad que incomoda a Pekín

Un documental sobre medioambiente triunfa en solo tres días en Internet

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana