Children of Bodom, ‘Holiday at Lake Bodom (15 Years of Wasted Youth)’

"Da igual si la canción es de 2004 o de 2011, no se apreciará una evolución en el planteamiento"

A veces ocurre que un tipo que toca el teclado funda una banda de death metal melódico (he ahí un oxímoron) y luego claro, no hay quien lo largue de la formación, aunque su aportación musical no pegue ni con cola en el conjunto. Hay, por su puesto, numerosas excepciones, grupos de rock duro y metal que no se entenderían sin los teclados: desde Deep Purple hasta Faith No More o Enter Shikari.

Al escuchar este Holiday at Lake Bodom, 15 Years of Wasted Youth (Spinefarm Records) recopilatorio que celebra los 15 años y siete álbumes de estudio de la banda finlandesa Children of Bodom, uno piensa sin embargo que nos encontramos ante el primero de los casos: que el dueño del balón es el teclista y que, sin él, no hay partidillo; que el resto de músicos y la contundencia de los temas están forzados a hacer hueco a esas cuerdas sintetizadas que ya deberían estar proscritas en los dominios del metal. ¡Pero no! La culpa no es de Janne Wirman, el teclista de COB. Él no fundó la banda (de hecho no estaba en la formación original).

Género: Heavy Metal

Título: Holiday at Lake Bodom (15 Years of Wasted Youth)

Sello: Spinefarm Records

Año: 2012

Puntuación: * 1/2

Originarios de la ciudad de Espoo reciben su nombre del cercano lago Bodom y del asesinato a cuchilladas de tres adolescentes que acampaban en sus orillas en 1960. Esas muertes supusieron un trauma colectivo para Finlandia. La elección del nombre supuso toda una declaración de intenciones, en plan “somos muy chungos”, cuando irrumpieron en escena con el elepé Something Wild, en 1997. Abonados a la palabra “odio” y todos los derivados del tren de la bruja del parque de atracciones, nadie puede negar el virtuosismo de estos cinco músicos.

Temas como Hate Crew Deathroll sirven para conocer de manera completa los ingredientes de la fórmula COB. Velocidad, malabarismos rítmicos (a veces recuerdan a unos endurecidos Dream Theater) y, pese a su dureza, una fluidez sospechosa que se debe a unas demasiado cuidadas sobreproducciones.

Da igual si la canción es de 2004 o de 2011 (como Shovel knockout), no se apreciará una evolución en los planteamientos de la banda: o bien la pegada inicial se despeña en cuanto entran los teclados, o bien unos teclados iniciales desincentivarán al oyente que no sea aficionado a las cuerdas sintetizadas.

Esta edición conmemorativa también incluye las ya habituales versiones y contenidos en DVD para coleccionistas. A decir por lo mucho que van de gira los de Espoo (en España acaban de pasar por el Sonisphere y volverán a Barcelona el 19 de junio) su legión de seguidores recibirá con alborozo este recopilatorio. Bien por ellos.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana