Un chaval de 83 años

"Yo tengo una sola novela que se llama 'La edad del tiempo' y ahí incluyo todas. Hay unas que son muy bellas, hay otras amargas, a otras les falta un ojo…"

El escritor Carlos Fuentes en Cartagena de Indias. / D. M.

La entrevista estaba fijada para el mediodía del 2 de mayo. Finalmente, se adelantó media hora porque todas las que atendió esa mañana las despachó con brevedad. Vestía con traje y corbata impecable y dijo que pensaba almorzar después en la embajada de México. La noche anterior había aguantado dos horas de pie firmado ejemplares en la Feria del Libro. Se le iluminaban los ojos cuando hablaba de sus escarceos de adolescente por Buenos Aires y se confesaba fascinado por los cambios tan vertiginosos que están produciendo en el mundo.

-Me admira la lucidez mental que tiene usted, la juventud… - le confesé

-Espérese un poquitooo –inconfundible acento mexicano-, espérese un poquito- dijo riéndose.

-Decía Picasso que cuando uno es joven lo es para toda la vida.

-Yo creo que sí, yo creo que sí.

-No quiero desaprovechar la oportunidad de hablar con una parte de la historia del boom para preguntarle por algún recuerdo de su generación, de los escritores del boom, de sus amigos.

-Lo que era muy bonito es que éramos muy amigos todos. Hay una foto de un año nuevo en Barcelona donde estamos Donoso, García Márquez, Vargas Llosa y yo. Todos abrazados. Ése es un momento muy bonito. Recuerdo ese momento en que había una gran fraternidad entre los escritores, una generación que quería cambiar la literatura latinoamericana. Y se logró, se cambió. Aunque las amistades se acabaron, pero la literatura prosiguió y de gran calidad. Pero fue una decisión que en ese momento salía La ciudad de los perros, salía Cien años de Soledad, salía La muerte de Artemio Cruz, salía Coronación. Entonces había un momento de efervescencia, de novedad, muy grande.

-Esa amistad surgió porque se estableció la química, ¿no? No porque ustedes dijeran “tenemos un objetivo común”.

-No, no… era natural. Tres de ellos vivían en Barcelona y yo los visitaba. Y yo era amigo de García Márquez desde antes de conocerlo, porque lo había publicado en México. Eh… de manera que eran amistades naturales, de generación, de profesión. Y aliadas a la creación de libros que me parecen importantes.

-Y a usted, cuando se le cita en las entrevistas como el autor de La muerte de Artemio Cruz o de La región más transparente, ¿qué le agrada más? ¿qué novela prefiere?

- Yo tengo una sola novela que se llama La edad del tiempo y ahí incluyo todas. Hay unas que son muy bellas, hay otras amargas, a otras les falta un ojo… Pero yo las quiero a todas igual. Todas son mis hijos.

Repaso la grabación y completo el título de la entrevista –“No tengo miedos literarios”-- con la frase tal como la pronunció:

-No tengo miedos literarios. Tengo miedo a otras cosas. Tengo miedos políticos, pero literarios no.

Al despedirse dijo que había pasado un buen rato y que tenía muy buenos amigos en EL PAÍS.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La justicia argentina vuelve a rechazar la denuncia de Nisman

Un tribunal de segunda instancia descarta la acusación a la presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de terroristas

Marcha por el ‘caso Ayotzinapa’

A seis meses de la matanza en Iguala, los padres de los 43 estudiantes asesinados protestan en la Ciudad de México

El Supremo mexicano ordena reabrir un caso por feminicidio

Las autoridades habían determinado que la muerte de Mariana Lima fue un suicidio

EL PAÍS RECOMIENDA

La pastilla para adelgazar funciona (en el laboratorio)

Jaime Prats Valencia

Un fármaco combate el exceso de tejido graso sin efectos secundarios

Así nacieron los cineastas

Álex Vicente París

Los Lumière contrataron a unos cien jóvenes operadores para rodar filmes por todo el mundo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana