Comprometido con el acto literario

Fuentes ha sido la voz múltiple de la modernidad cuando la narrativa en letra española languidecía en los moldes del costumbrismo más tradicional

Fuentes representa una de las mayores figuras en las letras latinoamericanos de la segunda mitad del siglo XX hacia el XXI. Ha sido la voz múltiple de la modernidad cuando la narrativa en letra española languidecía en los moldes del costumbrismo más tradicional. El autor de Aura denota, entre otros propósitos, el de recuperar la gran novela de Occidente (Balzac, Joyce, Mann, Faulkner) y actualizarla en un diálogo profundo con la historia y los mitos latinoamericanos, tanto como con la lengua de Cervantes. Este impulso de convertir la pasión más personal por la literatura y convertirla en palabra, y ésta en una narrativa abierta al mundo, lo llevó a atisbar un monumento de relatos que lo trascendería en el tiempo.

La magnitud y valor de su obra refiere a una arquitectura en continua construcción, una aventura vigorosa hasta el último momento, que a últimas fechas parecía trazar un círculo: la voz inaugural de La muerte de Artemio Cruz, o la más vasta de Terra Nostra o Cristóbal Nonato, se aproximaban al encuentro de las resonancias brillantes de sus último libros: Carolina Grau, o Adán en Edén.

La de Fuentes fue una voz construida a partir de una pluralidad de voces. El tránsito del nacionalismo aciago al cosmopolitismo prometedor marcó cada uno de sus relatos, y como ensayista se propuso combatir los atisbos que lastran la historia intercontinental. Fuentes ha sido uno de los interlocutores distinguidos que, desde la inteligencia y la cultura, buscaron que las sociedades víctimas de su pasado accedieran a una estadio por encima de su fatalidad secular.

La flexibilidad de la escritura de Fuentes supo construir una destreza superior en las letras hispanoamericanas: el realismo, la literatura fantástica, el ensamble vanguardista, el monólogo, el flujo de la consciencia narrativa, la reflexión, el texto para teatro o el guión para cine dan cuenta de un cumplimiento eficaz de sus propósitos estéticos, pertinaz en su afán de perdurar.

Múltiple, caudaloso, exigente, polémico hasta el riesgo del equívoco y, sobre todo, comprometido con el acto literario como un acto al final político, Carlos Fuentes deja un desafío alto para el resto de los escritores que lo sobrevivirán.

Escritor y crítico mexicano, su último libro es The Feminicide Machine (MIT Press)

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Un viaje por el arte moderno y contemporáneo

El nuevo museo malagueño acoge noventa obras de artistas que incluyen desde Picasso hasta Kadder Attia, pasando por Brancusi y Dubuffet

Comentarios que salen caros

Algunas publicaciones en las redes sociales pueden hacer que sus protagonistas lo paguen, incluso, con su puesto de trabajo

La primera de las ‘Trobades’ congrega a unos 12.000 asistentes

Escola Valenciana critica las precariedades y recortes en la enseñanza pública

EL PAÍS RECOMIENDA

Un franquismo de tebeo

El retrato de la dictadura constituye ya un subgénero de la historieta, más atenta a la realidad que al dictador

Más dóciles y más cobardes

El autor defiende que los dispositivos electrónicos provocan que los individuos estén "cada vez más solos"

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana