‘Lo solo del animal’, de Olvido García Valdés

La poeta asturiana vuelve con un nuevo poemario en el que la soledad ocupa un lugar esencial

'Shade and Darkness', de Turner.

Soledad, música; silencio, sonido; anuncio, hormigueo; cielo, oscuridad; soledad... como si todos los caminos pasaran o condujeran hacia ella. De sus grietas y fisuras y de los efectos que la soledad despierta, agita y produce en las personas trata el poemario de Olvido García Valdés: Lo solo del animal, editado por Tusquets. Es el nuevo libro de la escritora asturiana (1950) seis años después de la publicación de Y todos estábamos vivos, con el que obtuvo el Premio Nacional de Poesía en 2007. Escuchemos a la poetisa:

atravesamos lugares de hermosura
hasta llegar a mi lugar, hablaba
el diablo su lengua, de su
corazón y su cabeza, mostraba
las uñas, intercalaba sorry entre
dos frases, neutro era el diablo, no
de lengua inglesa, era real

no duele, nada tiene el efecto
de lo que duele, un dolor desplazado
terminada la lista de tareas ¿qué
habéis decidido? el miedo

 

Y un segundo poema:

el silencio hizo del mundo un pozo, que
haya cesado el canto, que la inquietud
le impida estar en sí, alzarse en calma
al tejadillo exagonal, el jardín vibra como un pozo
después, casi inaudible
una música recién
aprendida, átona casi, llegaba
al corazón de su consuelo
la inquietud parece
culpa y es mal solo de lo que no, mal
de la vida

 

* Lo solo del animal. Olvido García Valdés. Tusquets.

 

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La violencia que llena hospitales

El País Sudán del Sur

La nueva oleada de ataques entre tribus en Sudán del Sur ha vuelto a poner en alerta al personal médico de MSF en la zona, ante la llegada masiva de pacientes

Huéspedes en su propia tierra

Los indígenas misquitos de Honduras por fin son dueños del suelo que han pisado durante siglos, pero no sin haber luchado por él

Los que ya no son niños soldado

Ana Palacios Kampala

Un día fueron menores secuestrados y utilizados en la sangrienta guerra de Uganda. Hoy, son héroes de su propio renacer

EL PAÍS RECOMIENDA

Barceló: “Pintar es, casi siempre, hacer cosas en vano”

El pintor exhibe sus últimos lienzos en París e inaugura una muestra

Los ensayos que no interesan a las farmacéuticas

La plataforma SCReN compara estrategias sin interés comercial pero con beneficios

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana