Retratos de la doble identidad

Paula Fujiwara integra la cantera de fotógrafos japoneses experimentadores

Imagen de la serie 'Alter Ego'. / PAULA FUJIWARA

“En Occidente la fotografía japonesa se dio a conocer en los noventa de la mano de artistas como Nobuyoshi Araki o Daido Moriyama, pero aparte de los consagrados, no se conoce mucho más; aunque puede que el desconocimiento sea mutuo”, así lo cree Paula Fujiwara (Barcelona, 1978) una de las participantes en la exposición itinerante Instantes privados. La nueva fotografía japonesa, iniciativa para dar a conocer en España los nuevos talentos nipones. Organizada por Gotanda Producciones, tras pasar por Madrid se exhibe en la Fnac barcelonesa Diagonal Mar hasta el 4 de junio y pasará por Galicia, Asturias, Alicante y San Sebastián.

Hazuki Natuno, Junku Nishimura, Suwa Minoru, Shinya Arimoto, Saito Harumuchi, Hiroshi Nomura... son algunos de los nombres de la embajada visual de una docena de fotógrafos, la mayoría veinteañeros y treintañeros, algunos de los cuales exponen aquí por primera vez. Abordan situaciones intimistas, cotidianas, y también reflexionan sobre la crisis económica y las preocupaciones sociales. Reformulan y cuestionan la realidad de su país. “Son imágenes tranquilas que casan con la estética tradicional y que muestran cierto sentimiento de vacío e incertidumbre. Valores tradicionales (como el sacrificio, el trabajo) ya no son compartidos por muchos jóvenes. La tragedia del tsunami y la crisis nuclear han provocado un fuerte impacto en la sociedad japonesa y por ende a sus artistas. Este último año se han visto diversas exposiciones de fotógrafos que se acercaron a la zona damnificada poco después del desastre. Sin embargo, creo que todavía hace falta un poco más de tiempo para que los artistas japoneses puedan digerir la tragedia”, apunta Fujiwara, que asesoró en Japón la muestra que gira por España, y que ahora realiza una residencia artística en Reikiavik, invitada por la Asociación Islandesa de Artistas Visuales. Después, continuará con una serie de tintes sociales y antropológicos sobre Okinawa.

“Somos muchos profesionales haciendo cosas muy diferentes. Cuesta hablar de una tendencia única. El hecho de que no haya un potente mercado de arte en Japón fomenta que los fotógrafos se sientan libres de experimentar, seguramente con temas poco comerciales”.

Precisamente esta artista, de madre japonesa y padre español, ha retratado con su cámara un tema no comercial, surgido de las sensaciones vitales de una minoría: los halfus, personas que viven una dualidad constante. “No me siento japonesa, pero a veces tampoco española. Es una sensación extraña que necesitaba comunicar y de allí surgió mi serie, Alter Ego, que trata de la búsqueda y conciliación de dos culturas que coexisten en mí”, confiesa Fujiwara. “La modelo,Yuriko Takato, es también hispanojaponesa. Vimos que las dos habíamos vivido una confusión interna que desembocó en la decisión de ir a Tokio en busca de nuestra otra mitad. La serie (en blanco y negro) representa nuestro esfuerzo de introspección con imágenes simbólicas: kimono, círculo zen, tallos de bambú, mantilla española, saltos (esfuerzo emocional)... El concepto de Alter Ego se puede aplicar a todos los movimientos migratorios y a las personas que experimentan, conscientes o no, un cambio interno”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana