Disparatado y divertido estreno en la dirección de Paco León

‘Carmina o revienta’ acoge el primer gran aplauso en el Festival de Málaga

El actor y director Paco León posa con su madre, Carmina Barrios, y su hermana, la actriz María León, tras la presentación hoy de la película 'Carmina o revienta'. / Jorge Zapata (EFE)

El resultado ha estado a la altura de la expectación. El debú en la dirección del actor Paco León ha sido acogido esta mañana con un gran aplauso y una sala de prensa llena a reventar. Carmina o revienta, el largometraje mitad ficción, mitad documental, es un retrato directo y disparatado de la madre del actor, Carmina Barrios, a la que acompaña su hija María León y otros miembros de la familia. Labios rojos, abanico rojo, su melena rubia sobre los hombros, Carmina Barrios es al natural tan auténtica como en la película, que se ha presentado hoy en la sección oficial del festival de Málaga de cine. "Es un retrato de mi madre que tenía yo en la cabeza desde hace muchos años. Ella ha sido siempre un aluvión de anécdotas y de contar cosas. En un principio pensé rodarlo con actores profesionales pero luego pensé que lo mejor sería que lo protagonizara ella misma, así la historia tendría más fuerza", explicaba esta mañana el actor-director. Y vaya a si la tiene. Carmina o revienta es el descubrimiento a lo largo de 70 minutos de todo un personaje, el de una mujer sevillana de 59 años con talento, decisión, poder y facilidad interpretativa.

Rodada sin ayudas previas, sin distribuidora y producida por la propia familia León, el filme es una propuesta ajena a todos los cánones cinematográficos, que viene a refrescar, eso espera al menos su director, el panorama del cine español. La verdad es que la acogida no ha podido ser mejor. "Estoy muy contento, ya tengo superadas todas mis expectativas", explicaba León, muy emocionado al lado de su madre y su hermana.

A quien le temblaban las piernas era a la auténtica protagonista de la mañana: Carmina Barrios, que ha confesado que no era consciente de lo que hacían durante el rodaje. "Me he divertido mucho pero cuando me he visto en pantalla me quise morir", explicaba salerosa y enérgica esta mujer, que ha dejado sorprendidos a todos. En primer lugar a su propio hijo, para quien la naturalidad a la hora de interpretar le ha hecho reflexionar. "En el guion hay anécdotas reales, reconstrucción de historias junto con mucha ficción. Yo lo que buscaba de ella es que todo apareciera como si fuera improvisado. Me ha sorprendido la facilidad de mi madre delante de la cámara. No esperaba que lo hiciera tan bien. Como actor he aprendido que nunca podemos perder esa frescura".

Con Carmina y revienta, Paco León ha saldado una deuda con un impulso vital que le rondaba desde hace años, más allá de que suponga su estreno como realizador, después de una exitosa carrera interpretativa. "No tengo ningún interés en empezar ninguna carrera como director. Yo siempre he sido el hijo de la Carmina y de eso me siento orgulloso. Ha sido también una manera de demostrar que estoy muy en paz conmigo mismo y con mis orígenes. Yo vengo de esa madre, de esa mujer que es pura tierra", añadía Paco León, con una chaqueta a cuadros blancos y rojos.

La película está rodada sin ayudas, sin distribuidora y producida por la propia familia

El pudor si lo ha habido se ha quedado fuera del set. Y eso porque el realizador ha querido enfrentarse a esa realidad tan cercana con "mirada sueca", como la define él mismo. "He intentado mirar con perplejidad, como si eso no fuera conmigo, sin complicidad ni complacencia". Una complacencia que se ha vivido en directo con la familia, con una María León, Concha de Plata en San Sebastián y Goya a mejor actriz revelación por La voz dormida, que en esta película queda relegada al papel de secundaria, un personaje pegado a un teléfono móvil y con una conflictiva pero cariñosa relación con la madre. Quizás era María la más emocionada de la familia. "Estoy muy orgullosa de mi madre y de mi hermano. Paco ha hecho un acto de valentía. Es un regalo al mundo entero de lo que es mi madre".

El regalo, de momento, no tiene distribuidora, aunque están en plenas conversaciones para conseguir que el filme se estrene comercialmente. Los León están convencidos de ello. "Aunque es una película muy indie creo que puede tener una buena carrera comercial. Es verdad que es un proyecto arriesgado pero está muy dirigida al gran público, que es el que a mí me interesa porque me gusta llegar a la gente", explicaba el realizador de Carmina o revienta, en la que han participado muchos miembros del clan familiar, entre ellos el tío Paco, el padrino, que hace papel del padre.

De lo que no hay ninguna duda es de la personalidad de la verdadera Carmina, una mujer orgullosa de sus hijos, que empezó a fumar con siete años y todavía no lo ha dejado. "Sí hombre, ahora lo voy a dejar". "¿Ha descubierto algo de su hijo en esta aventura?", le han preguntado. "Sí, pues que es mu pesao. Es pesaíllo, la verdad. Todo el rato diciéndome que la toma había salido bien pero que había que repetir. Si ha salido bien ¿por qué hay que repetirla? Pesaíllo, la verdad".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana