'Sueño y silencio', de Jaime Rosales, en la Quincena de realizadores de Cannes

El realizador presenta un drama en blanco y negro con actores 'amateurs'

Es su tercera participación en el certamen francés

El cineasta Jaime Rosales, en el festival de cine de San Sebastián. / JESÚS URIARTE

La película Sueño y silencio, del director Jaime Rosales participará en la Quincena de Realizadores del festival de Cannes, un filme que, su creador aclara, juega con la emoción, la percepción y la espiritualidad. "La verdad es que me gustaría desvelar poco del argumento y que la gente entre directamente en la película", cuenta Rosales por teléfono. Su Sueño y silencio se convierte en su tercer paso por el certamen de Cannes: Las horas del día (2003) participó también en la Quincena de Realizadores, donde se llevó el premio FIPRESCI, el de la crítica internacional; La soledad (2007) participó en Una cierta mirada. Solo con Tiro en la cabeza (2008) falló en Francia, en cambio concursó en San Sebastián. "Qué tensión. Lo normal es no ir a Cannes, pero sale tu nombre en las quinielas, se crean expectativas y parece un fracaso que no te seleccionen".

Sin embargo, Jaime Rosales se siente apreciado en este certamen. "Por supuesto, y muy afortunado. Intento convertir este privilegio en responsabilidad. Además, así se da visibilidad a las instituciones que me apoyan. Pero un festival no es el objetivo sino el punto de partida. Sirve para que la crítica la vea y que se venda internacionalmente. Me interesa más luego esos estrenos nacionales, que el público la vea". Por eso tampoco quiere contar mucho de la pequeña participación en el filme del pintor Miquel Barceló.

Aunque no quiere desvelar mucho, de Sueño y silencio sí se sabe que describe la vida de una pareja, Yolanda y Oriol, una pareja que vive en París, y en sus vacaciones en el delta del Ebro sufre un accidente de tráfico. Muere la hija mayor y el padre se queda en coma. Rosales ha trabajado con actores amateurs -los personajes tienen los nombres de sus intérpretes-. "Cada película es diferente. Y sospecho que mi estilo es muy distinto. En esta, por ejemplo, he filmado en blanco y negro".

¿No se siente solo este año en Cannes, con tan poca presencia española? "La cinematografía española se orienta más hacia el otoño, que son mejores fechas de estreno. Otros países europeos se vuelcan más en primavera, porque estrenar en París en junio y julio. Sospecho que las mejores películas españolas no están listas para Cannes. Habrá que ver lo que se presenta en Venecia o San Sebastián". Es buen momento para preguntar a Rosales por su opinión por los recortes en el presupuesto del ICAA. "Es complicado, porque una parte de los recortes tienen sentido. Hay que decir que ha habido algunos despilfarros en el pasado. Pero si recortes en exceso, te pasas y hundes a la industria. Es una época en que debe de nacer un modelo nuevo, porque el anterior no parece sostenible. Ahora bien, ¿cómo tiene que ser ese modelo reciente? No lo sé. Yo juego con las reglas que haya en el momento. Como con el fuera de juego en el fútbol, si lo cambian, pues yo cambio". Sí, Rosales es un gran futbolero, del Barcelona, y para la semifinal de la Liga de Campeones de esta noche confiesa: "Creo que lo tenemos más mal que bien".

En Cannes la presencia española queda reducida a las dos películas de la productora española Morena Films: la argentina Elefante blanco, de Pablo Trapero, y el filme colectivo Siete días en La Habana, uno de cuyos capítulos lo dirige Julio Medem; y en la Semana de la Crítica estará Aquí y allá, de Antonio Méndez Esparza, director español que ha rodado en México y Estados Unidos.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana