Todo es creíble en 'Grupo 7'

El filme de Alberto Rodríguez ofrece actores en estado de gracia, un guion ascendente y secuencias espectaculares

Todo aquí es –o parece- de verdad, todo es creíble hasta donde una ficción libremente inspirada en hechos reales puede serlo, todo rezuma nervio, pulso y garra pero todo el arsenal de violencia que sobrevuela esta historia de policías antidroga en la Sevilla de finales de los 80 va entreverado de una extraña poética de la soledad, todos los actores y actrices (Antonio de la Torre, Mario Casas, José Manuel Poga, Joaquín Núñez, Julián Villagrán, Inma Cuesta, Estefanía de los Santos…) parecen en estado de gracia, el guión es ascendente, las secuencias de acción espectaculares, si el cine español fuera capaz de amamantar más producciones de este tipo otro gallo nos cantaría, pero claro, eso, con la que cae ahí afuera, eso parece una utopía…

Más información