Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La graciosa tragedia de España

Aleix Saló resume con humor negro el desastre económico del país en el vídeo 'Simiocracia' y en un libro homónimo

El dibujante catalán es el autor de ‘Españistán’

La idea de un trío suele estar entre los sueños eróticos de unos cuantos. Por la razón que sea, acostarse con más personas a la vez atrae cerebro y cuerpo de algunos seres humanos. Pero difícilmente alguien podría excitarse con el trío que aparece en Simiocracia. Crónica de la gran resaca económica. Una orgía salvaje entre Administraciones públicas, cajas de ahorro e inmobiliarias es una de las ideas que se le han ocurrido al dibujante catalán Aleix Saló para ilustrar, con un cómic en vídeo y un libro homónimo que sale a la venta mañana (Debolsillo), el desastre que acompaña a la palabra España desde hace (demasiados) meses: “Ha sido una relación de dar y recibir a tres bandas, un sistema económico basado en los favores recíprocos”.

Entre dibujos animados, viñetas y unas 200 páginas, Saló (Ripollet, 1983) resume con humor negro aquel fenómeno llamado crisis que para todo español es ya más familiar que el vecino. “Es una lectura sintetizada de la situación social, política y económica del país con un registro satírico amenizado por algún relato histórico”, condensa Simiocracia el catalán.

El titular también busca condensar un concepto que se expresa al final del video. “Vivimos gobernados por ineptos. Y algún que otro simio”, concluye Simiocracia. Según Saló los gobernantes de España han logrado volver atrás en la escala evolutiva, al menos en un aspecto: “En la incapacidad de llevar a cabo los proyectos que nos hacen creer que se proponen. Este Gobierno, por ejemplo, ha incumplido prácticamente todas su promesas electorales, ¡y lo ha conseguido en un tiempo récord!”.

En seis minutos de vídeo, en cambio, el catalán acompaña España de 2008 a 2011, desde una economía unida a una vía en un hospital hasta que ese misma figura con una E en el pecho acaba gangrenada. Entre Keynes que se dan la vuelta en la tumba por culpa de Zapatero y primas de riesgo que (literalmente) se disparan, Saló explica gráficamente y con ironía conceptos tan serios como la subida de la deuda o la necesaria ayuda del Banco Central Europeo.

Una enorme piedra es la imagen que emplea el dibujante para representar a la deuda española. Aunque, en lugar de pagarla, cajas, inmobiliarias, Administraciones y bancos se dedican a pegarle patadas y alejarla hasta el futuro. Entre tanto, sin embargo, la roca se convierte en una montaña. “Es algo típico del sur de Europa: sobrevivir sin solucionar los problemas o incluso conviviendo con ellos durante años”, afirma Saló.

Apenas un año ha pasado desde su anterior trabajo, Españistán, un vídeo parecido sobre la burbuja inmobiliaria que recibió millones de visitas en la Red. “De pronto descubrimos que éramos pobres y que, quizás, nunca habíamos dejado de serlo”, era la apocalíptica aunque realista conclusión de Españistán. Pero en 12 meses España vio cómo del fondo del pozo también es posible caerse: “Ahora hay más desazón. Por entonces pensamos que habíamos tocado fondo y este año nos hemos dado cuenta de que no era así”.

En esos 12 meses la vida de Saló ha sufrido menos cambios. “Continúo con mi rutina de trabajo normal y corriente”, asegura el dibujante. Y también ha repetido la fórmula que tan bien había funcionado con Españistán: “El libro es mío. Para el vídeo, me encargué del guion, las voces y los dibujos. Unos animadores me han ayudado para mover las imágenes”.

El producto final se puede ver desde ayer en Internet. De hecho, por una curiosa coincidencia, el mismo día en el que un dibujante catalán de 29 años explicaba con un vídeo en YouTube qué le ocurre a España, el presidente del Gobierno rechazaba hacerlo y huía de las decenas de periodistas que esperaban sus declaraciones tranquilizadoras. Ya saben, cosas que ocurren en una Simiocracia.

Más información