Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botticelli y Van Gogh se desnudan en alta definición

Google Art Project se expande con más de 30.000 obras procedentes de 151 instituciones de 40 países

Ampliar foto
Presentación de Google Art en el Museo de Orsay

Quizá Seúl, Johanesburgo o Los Ángeles le queden un poco a desmano. Para salvar la distancia entre el arte —confinado dentro de las paredes de los museos— y el público —esparcido a lo largo y ancho del mundo—, Google dio en 2011 con una solución virtual: la plataforma Art Project. Aunque ya existía desde febrero del año pasado, el proyecto, de libre acceso, se lanzó ayer mejorado y ampliado exponencialmente.

Google eligió París como símbolo internacional de la cultura para presentar la segunda fase del programa, que ahora permite a los internautas contemplar 30.000 obras de arte de los mejores museos y fundaciones del mundo en alta resolución. La puesta de largo fue en el Museo de Orsay, templo recién reformado del impresionismo y uno de los 151 socios de 40 países que se han sumado al proyecto de la compañía estadounidense.

'El nacimiento de Venus', de Sandro Botticelli

El éxito de un experimento llevado a cabo en 2009 a medias entre Google y El Prado de Madrid supuso el germen de lo que dos años después sería Art Project. La empresa propuso al museo registrar algunas de sus piezas más destacadas para colgar las imágenes en su página web, y tras comprobar el interés que despertó la iniciativa se creó la plataforma, que hasta hoy albergaba algo más de mil imágenes en alta resolución procedentes de 17 museos de Europa y EE UU.

La versión renovada, además de haber multiplicado el número de obras y sus lugares de origen, incluye en su abrumadora página web la posibilidad de realizar visitas virtuales con tecnología street view, esto es, con una visión de 360º, a 385 salas de 46 museos de todo el mundo. De las 30.000 piezas que se han digitalizado, además, una selección de 46 obras maestras, como El nacimiento de Venus de Botticelli, La noche estrellada de Van Gogh o el retablo de San Vicente Mártir de Bernat Martorell, podrán apreciarse en una resolución de dos gigapíxeles, que permite observar detalles ocultos para el ojo desnudo.

La máquina que fotografía las obras fue la estrella de la sesión de presentación en París. El Carro Google es un flaco artilugio blanco con ruedas, un visor, un teclado, y en la cabeza tiene una especie de bola redonda y negra que fotografía todos los ángulos posibles.

Si hasta el momento el tipo de obras a las que se podía acceder se limitaba fundamentalmente a las pinturas, ahora se pueden consultar además esculturas, arte urbano y fotografías, artes decorativas islámicas o arte rupestre africano. “Es un proyecto vivo que tiene que seguir creciendo. Todavía quedan muchos museos por participar, y también otros tipos de arte, como mobiliario, restos arqueológicos…”, señaló David Robles, Director de Alianzas Estratégicas de Google Maps en España.

ampliar foto
La cámara que realiza fotos para el Google Art Project

El programa, que ya ha atraído a 20 millones de usuarios este último año, permite explorar el contenido por el nombre del artista, el de la obra, su tipología, el museo al que pertenece, el país o la época. También pueden crearse colecciones personales de obras o de sus detalles, que pueden compartirse con otros internautas. “Ya existen 180.000 de esas colecciones”, apuntó Robles, “lo que significa que la gente no accede al Art Project de manera pasiva”.

Algunas incorporaciones de prestigio son la National Gallery y la Tate Gallery de Londres, o el Metropolitan y el MoMA de Nueva York. Pero hay además obras procedentes de decenas de museos alemanes, brasileños, cataríes, argentinos, japoneses, colombianos, surcoreanos, sudafricanos, griegos…

En España, el Museu Nacional d’Art de Catalunya, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis de Salamanca, la Fundación Banco Santander y el Instituto Valenciano de Arte Moderno forman parte de esta nueva fase, mientras que el Museo Thyssen-Bornemisza y el Centro Nacional Museo de Arte Reina Sofía repiten experiencia.

Según Amit Sood, el director del Art Project, la intención de esta segunda edición recoge el fruto del compromiso hacia todos los tipos de arte, cultura y civilizaciones del mundo: “Ya no solo se trata de ayudar al estudiante indio a visitar el MoMa de Nueva York, sino de proponer al estudiante de Estados Unidos que visite la Galería Nacional de Arte Moderno en Delhi”.